Rafael Márquez con más pena que gloria

Tras su regreso al equipo que lo debutó, Rafael Márquez ha tenido un paso atropellado; lesiones, bajas de juego y polémica han acompañado al capitán de Atlas este torneo.

Rafael Márquez
Rafael Márquez (Mexsport)

Guadalajara

El pasado 18 de diciembre se cumplió el sueño de la Fiel. Tras 16 años, Rafael Márquez volvía a casa. En aquel momento los aficionados de Atlas festejaron la contratación del zaguero que un día prometió volver al equipo que lo debutó. 

No importaban sus entonces 36 años o las lesiones de los últimos meses. Los Zorros tendrían nuevamente a su hijo pródigo, ese que ganó todo en el Barcelona de España y triunfó tanto en Mónaco como en León. 

Pero el retorno del Káiser no ha sido como se esperaba. Luego de 11 fechas del Clausura 2016, el defensor atlista ha estado lejos del nivel que lo caracterizó a lo largo de su carrera, además de estar involucrado en la polémica. 

El arranque del torneo ilusionó a la Fiel. En Querétaro, los Zorros se impusieron con claridad 1-3 y Rafael Márquez tuvo una notable actuación, brindando solidez, liderazgo y ubicación a la defensa. 

Sin embargo, el calvario en la defensa atlista llegó una semana después al recibir al América. Las Águilas fueron amos y señores del encuentro. Márquez solo pudo jugar los primeros 45 minutos al sufrir un microdesgarre muscular. Al final, los capitalinos se llevaron el triunfo por tres goles a cero. 

La lesión muscular marginó al michoacano de dos fechas: la visita a Monterrey y el duelo ante Pumas en el Jalisco, donde su equipo solo logró el empate ante los universitarios. 
Rafa volvió a la actividad en la Jornada 5 frente a Puebla, pero esa noche de sábado, los Zorros fueron exhibidos en la zona defensiva al ser goleados 4-1. El michoacano y Walter Kannemann tuvieron una actuación para el olvido, como el resto de sus compañeros. 

Previo al juego ante Toluca de la J6, el seleccionado nacional sorprendió a propios y extraños con sus declaraciones, asegurando que su técnico, Gustavo Costas, no tenía las herramientas necesarias, pues carecía de laterales. 

Ante los Diablos, Atlas mostró una gran mejoría futbolística, pero solo alcanzó para un empate debido a la gran actuación de Alfredo Talavera. En ese partido, Kannemann cometió una pena máxima que costó el tanto local. 

Las aguas se tranquilizaron en la fecha 7. Atlas se impuso al entonces líder general, Pachuca, por la mínima diferencia, consiguiendo el primer y único cero en su puerta, gracias a una notable actuación de Rafa y compañía. 

Cuando parecía que Atlas podría ligar su segundo triunfo del campeonato, volvió a caer, ahora ante el peor conjunto de la Liga: Dorados, por 2-1. Esa noche en Culiacán, Márquez y Kannemann sufrieron con los atacantes rivales. El defensa argentino nuevamente cometió un penal y al michoacano le anularon un gol. 

Los Zorros regresaron al Jalisco en la J9 para recibir a Santos, donde Márquez Álvarez fue héroe y villano. Primero, había adelantado a su escuadra con un cabezazo en tiro de esquina al primer poste, pero en la recta final del mismo, ya con el marcador igualado, derribó dentro del área a Martín Bravo para darle al conjunto lagunero el penal con el que se llevaron el triunfo. 

Una noche de terror tuvo la defensa rojinegra en su visita al Puerto Jarocho en la fecha 10. En un par de ocasiones los Zorros se adelantaron en el marcador, pero errores atrás dieron vida a los jarochos. Cuando el duelo estaba 2-2, Márquez nuevamente cometió una pena máxima y fue factor para una nueva derrota. 

Luego de dos semanas donde cometió un par de penales, el capitán rojinegro arremetió contra los árbitros, asegurando que es imposible hablar con ellos y que sus actitudes lo desquician. 

El pasado 19 de marzo, ante Cruz Azul, Jorge Benítez y Joffre Guerrón desnudaron a la zaga atlista, sobre todo a su capitán, que poco podía hacer ante la velocidad de ambos. En el par de goles de la Máquina, Márquez quedó desubicado y lejos de la acción.  

A pesar de que su torneo no ha sido el mejor, el técnico nacional, Juan Carlos Osorio, sorprendió al convocarlo al Tricolor para el par de duelos ante Canadá por la eliminatoria mundialista, donde en el primero de ellos disputó 45 minutos con la banda de capitán, pero tras sentir algunas molestias en el abductor izquierdo fue sustituido para la parte complementaria.