Daniel Álvarez, de tercera división a revulsivo del Atlas

El apodado 'Fideo' no sólo se apoderó de un puesto titular en la categoría sub 20, sino que semanas después recibió el llamado de Tomás Boy al primer equipo. 


Álvarez destacó en la remontada del Atlas sobre León en el Jalisco
Álvarez destacó en la remontada del Atlas sobre León en el Jalisco (Mexsport)

Guadalajara

Su vida dio un giro de 180 grados de una manera inesperada. De jugar liguilla en tercera división con los Vaqueros de Ixtlán, las puertas de Atlas se le abrieron al joven delantero Daniel Álvarez.

Fue justo hace un año, cuando un visor rojinegro, al que conoce simplemente como el Raquetas, lo invitó a hacer una prueba a la madriguera. No necesitó mucho tiempo para llenar el ojo de los rojinegros.  El menudo futbolista no sólo se apoderó de un puesto titular en la categoría sub 20, sino que semanas después recibió el llamado de Tomás Boy al primer equipo.

El Fideo, como es conocido, debutó en el Máximo Circuito esta misma temporada en la jornada 8 ante Veracruz.  Con apenas 230 minutos en cinco juegos, Álvarez ya recibió un par de penales y el pasado sábado ante León fue fundamental para la remontada rojinegra.

El también seleccionado sub 20 no ocultó su felicidad por lo que hoy en día vive con los Zorros. Ya es titular por la pradera derecha del equipo, dejando en la banca al brasileño Keno, y gozando de toda la confianza de su técnico Tomás Boy.

“Yo soy de Guadalajara, yo vengo de los Vaqueros de Ixtlán, ahí me visorearon en un partido, me trajeron a una prueba a Atlas, les gusto, me quedo en la categoría sub 20 y luego luego Tomás me echa el ojo y me subió al primer equipo.  

“Yo tenía poquito en la categoría sub 20, Tomás me llama para jugar en la Copa, debuté con Mineros de Zacatecas, me llamó y jugué 20 minutos y de ahí comenzó a darme confianza, a darme minutos en Libertadores y Liga y ahora ya de titular”, recordó entre risas.

El habilidoso atacante aseguró que el Jefe ha sido fundamental para que comience a brillar a Primera División. 

“Yo estoy muy agradecido con él (Tomás Boy), él me brindó la confianza y yo creo que le estoy respondiendo bien. Yo estoy muy contento, él me dio una oportunidad grandiosa que yo quiero trabajar, quiero seguir echando todo de mí

“Fue un cambio muy drástico, yo jugaba en segunda y tercera división,  y fue algo muy bonito, una experiencia increíble

“No me da miedo (Boy), sino que le tengo un gran respeto por muchas cosas que decían de él, pero la verdad a mí me ha tratado muy bien, me ha dado mucha confianza”.

Su apodo se debe al parecido físico que tiene con el argentino Ángel di María. El futbolista rojinegro dijo admirar la carrera del atacante del Manchester United.

“El apodo del Fideo me la puso un compañero de la sub 20 y se me quedó en el equipo. Dicen que hay un parecido físico con Ángel di María, y sí siento que me parezco en su estilo de juego, me gusta que sea atrevido y descarado”.