Directiva rojinegra, orgullosa

El dirigente de los Zorros no lamentó las fallas de Vuoso, Cufré y Ayala en la tanda de penales, pues recordó, hace dos semanas se impusieron por esta vía a los Alebrijes de Oaxaca en semifinales.  

Morelia

Si bien perder la Copa MX ante Morelia causó un evidente dolor, el presidente de Atlas, Eugenio Ruiz Orozco, dejó en claro que no tiene nada que reprocharle a sus jugadores, quienes se mataron dentro de la cancha a pesar de todo lo que rodeó el partido.

“Salimos satisfechos. En honor a la verdad el partido fue bueno, cubrió las expectativas, estuvimos abajo y remontamos en dos ocasiones el marcador, un 3-3, y en los penales sabemos que cuando uno falla todo se desacomoda. Quedamos muy satisfechos, se hizo un gran partido, no hay nada que lamentar, estuvimos cerca y no se dio. Nos quedamos orgullosos, le echaron ganas, hubo calidad y nos quedamos satisfechos. Es un partido que cubre las expectativas de la afición, no hay nada que agregar o lamentar”.

El dirigente de los Zorros no lamentó las fallas de Vuoso, Cufré y Ayala en la tanda de penales, pues recordó, hace dos semanas se impusieron por esta vía a los Alebrijes de Oaxaca en semifinales.  

“En Oaxaca los metimos, ¿qué pasó?, en el futbol las penales siempre son un volado”.

¿En algún momento se sintió campeón?

“No, llegué a sentir que podíamos ser (campeones), sobre todo cuando Lucas (Ayala) metió el tres dijimos ‘esto se puede’”.

Ruiz Orozco acepta que la expulsión de Omar Bravo fue un evidente error, pero entiende que el mochiteco se encontraba con la adrenalina a flor de piel.

“Fueron incidentes del futbol, evidentemente había una gran entrega, una gran pasión, se cometieron errores pero tampoco hay que dramatizar”.

El presidente de los Zorros sentenció que tarde o temprano Atlas terminará con el ayuno de 45 años sin título. “El Atlas un día será campeón, con nosotros o sin nosotros, esperemos que fuera pronto”.