"Chivas juega al pelotazo": Boy

El Jefe comentó que el gol de De Nigris en los primeros munitos del partido los desconcentró; sin embargo, en la segunda mitad pudieron procesar mejor el juego.

Boy se dijo satisfecho por el futbol desplegado por sus muchachos.
Boy se dijo satisfecho por el futbol desplegado por sus muchachos. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Más tranquilo que semanas anteriores, el técnico de Atlas, Tomás Boy, aseguró luego del empate a un gol ante Chivas en el Clásico Tapatío que no le sorprendió la escasa propuesta ofensiva de su rival, ya que la propuesta rojiblanca siempre es jugar al pelotazo.

El estratega de los Zorros indicó que todo se salió de control con el golazo de Aldo de Nigris, pero sin duda ya esperaba un Chivas tirado atrás.

“El gol (de Aldo de Nigris) nos cayó mal, nos desconcentró, perdimos plan de juego, fuimos demasiado individualistas, erráticos. El Guadalajara hace su juego, el juego que hace siempre que es jugar a pelotazos y defender, sabíamos que eso podía pasar, el problema es que ellos se pusieron adelante en el marcador y eso nos costó; en la segunda mitad estuvimos más tranquilos, procesamos mejor el juego. El partido estuvo luchado, estuvo fuerte”.

 

¿Te sorprende la propuesta de Chivas?

“Cada quien tiene respeto de la decisión del otro lado. No me corresponde jugar con la grandeza de un equipo, a mí me corresponde jugar, estamos peleando el descenso y me hubiera gustado ganar el partido”.

Boy Espinoza se quedó satisfecho con el futbol desplegado por sus muchachos; confía en que pronto llegará la primera victoria de su equipo en el Jalisco.

“Oportunidades tuvimos, el adversario se tiró atrás, no sé cuál sean sus planes, pero ese era el desafío, abrir el juego de ellos. A nosotros no se nos da la localía, pero se nos va a dar, estamos jugando bien”.

El entrenador de los Zorros reconoció que a Antonio Briseño y Jorge Gastelum, quienes sustituyeron a Leandro Cufré y Amaury Ponce les pesó el partido.

“Les costó a algunos jugadores entrar al campo, el caso de Briseño (Antonio), es normal, es un chico de 19 años y el de Kalú (Gastelum) que se ha compuesto en la segunda mitad”.