Atlas, por todas las canicas al Universitario

Los Zorros tienen en sus manos la posibilidad de clasificar. Están obligados a ganar a Tigres.

El Chino ha sido fundamental en el esquema rojinegro
El Chino ha sido fundamental en el esquema rojinegro (Mexsport)

Guadalajara

El gran reto ya se cumplió. La presión se ha ido. Ahora todo lo que se consiga será oro molido. De esta manera Atlas encarará la última fecha del campeonato cuando visiten a los Tigres.

Los Zorros tienen en sus manos la posibilidad de clasificar. Están obligados a ganar en el Universitario.  El volante Rodrigo Millar cree que su escuadra no está obligada a clasificar. Por ello, conseguir el conseguir el boleto a la fiesta grande será un premio. Todo que ganar, poco que perder.

“En realidad no tenemos nada que perder el sábado en Monterrey, vamos a jugarnos todas nuestras cartas para clasificar, esa es la realidad. Hace algunas fechas nadie creía que teníamos posibilidades de clasificar y por cómo se dio el torneo sí tenemos posibilidades, así que salir a especular o presionarnos más de lo que sufrimos con el tema del descenso no, porque hoy no tenemos nada que perder y mucho que ganar”.

Millar descarta por completo que la palabra fracaso reine en Colomos si no llega la Liguilla. Deja en claro que el único objetivo en este semestre era mantener al Atlas en Primera División.

“No (sería fracaso), nosotros hemos sido súper claros con los objetivos acá, obviamente que para nosotros sería un premio súper grande poder clasificar, pero el objetivo acá era claro, y no es por ser conformista. Pero  si no llegamos  a conseguir la clasificación no la vamos a perder en Monterrey, la perdimos en el Jalisco, dejamos escapar muchos puntos aquí”.  

El andino desea cambiar la historia atlista, esa que dicta que cada ocasión que tienen la Liguilla en su poder la dejan escapar de último momento.  

“No me pasado todavía estando acá (dejar ir la calificación), lo que pasó antes es pasado. Estando acá será la primera vez que tengamos la posibilidad (de calificar), esperemos que no sea así”.  

El 20 de los Zorros niega por completo que Tigres sea un sinodal a modo, a pesar de que llegan a la última fecha sin pelear absolutamente nada.

“(Tigres) Va a ser un rival muy complicado, a pesar de que las cosas no se le dieron van a querer despedirse con un buen partido ante su público, aparte Tigres tiene jugadores que desequilibran en cualquier momento, en una tarde salen inspirados y te pueden hacer daño, así que si nos confiamos vamos a terminar sufriendo. Tenemos que hacer un partido inteligente porque estamos a 90 minutos de conseguir algo importante”.

Espera que Ponchito se quede

Sabedor de que este sábado puede ser la despedida de Alfonso González de Atlas, Rodrigo Millar espera que su directiva haga todo lo posible para mantener al volante en sus filas, pues desde finales del año pasado, la anterior directiva vendió a Ponchito y a Antonio Briseño a los Tigres.

El chileno considera al campeón del mundo sub 17 como pieza clave en el esquema de Tomás Boy.

 “(Alfonso González) Él se afianzó como titular, es un tipo que nos ha ayudado mucho a nosotros con su juventud y  futbol, pero después son decisiones que tendrá que tomar él y la directiva, pero si Atlas quiere ser protagonista y pelear el torneo sería bueno que se quedara”.

Tomás Boy siempre estuvo con él

Como un padre futbolístico, así cataloga Óscar Razo a su técnico Tomás Boy. Y es que el zaguero rojinegra muestra respeto a la confianza que el Jefe le ha brindado en los últimos meses, máxime cuando ha experimentado momentos complicados como su lesión de rodilla.

El oriundo de Irapuato, Guanajuato asegura que Boy Espinoza siempre le ha tendido la mano, situación por la cual trata de matarse dentro del terreno de juego.

“Tomás (Boy) desde que llegué a Morelia me dio su voto de confianza, cuando las cosas no estaban bien, porque venía de seis meses sin jugar y la verdad uno es realista y trata de ser autocrítico, las cosas no estaban bien y el señor estuvo cuando lo necesité, eso te compromete a salir adelante, con gente que cree en ti y confía en lo que eres capaz”.

Con rodillas deterioradas, el defensor atlista acepta que en ocasiones ha tenido que jugar más con pundonor que con futbol.

“Cuando empecé a jugar me sentí muy fuerte, jugaba más con el físico, han pasado los años y usas más la cabeza, pero conforme pasa más el tiempo estás usando el corazón y todos los recursos que están en tus manos para hacerlo”.

Razo, ex jugador de Morelia y Jaguares, sabe perfectamente que Grupo Salinas hará de Atlas un cuadro competitivo a partir de la siguiente campaña.  

“El equipo estaba planificado para otras cosas, pero ahora no dudo de que vaya a pelear campeonatos el equipo,  es una gran plaza, está respaldado por una gran empresa, hay muy buenos jugadores jóvenes y obviamente la base del equipo será importante; creo que las incorporaciones ayudarán a pelear otras situaciones”.

EL DATO

Aunque no será considerado más por el cuerpo técnico, el delantero Matías Vuoso continúa trabajando con Atlas; al finalizar la campaña tendrá que buscar acomodo en otro equipo.