Atlas quiere una filial en el ascenso

Los nueva dirigencia rojinegra pretende foguear más a sus joyas de cantera. Consideran un salto muy grande pasar de la Sub 20 a Primera División.


La idea es que los jóvenes rojinegros lleguen al Máximo Circuito mejor preparados
La idea es que los jóvenes rojinegros lleguen al Máximo Circuito mejor preparados (Mariana Hernández)

Guadalajara

La planeación del siguiente semestre será total responsabilidad de TV Azteca. Los dueños del Atlas ya trazan desde ahora lo que será el plan deportivo de la institución, que abarcará desde las fuerzas básicas hasta el primer equipo. 

El primer objetivo de la dirigencia rojinegra es contar con una filial de la división de ascenso a partir del Apertura 2014. Heriberto Ramón Morales, director deportivo de la institución, entiende que su estructura de fuerzas básicas necesita tener presencia en esta categoría.

Desde la desaparición de Académicos en el 2009, justo cuando se puso en marcha el torneo nacional de reservas Sub 17 y Sub 20, los canteranos atlistas no han tenido el roce y la experiencia en la división de plata.

Con cinco meses en Guadalajara y conociendo perfectamente la estructura de fuerzas básicas de Atlas, Heriberto Ramón Morales y compañía han llegado a la conclusión de que sus jugadores necesitan tener presencia en el ascenso antes de dar el brinco al primer equipo.

Por esta razón, el director deportivo de los Zorros informó a su dirigencia de esta necesidad y obtuvo una respuesta positiva. Desde ya, la gente de Atlas busca una franquicia disponible para la siguiente campaña.

La idea de los dirigentes rojinegros es tener la franquicia del ascenso en otro estado, tal y como lo hicieron hace unos torneos con el Neza, entonces filial de Monarcas Morelia.  En el sondeo que han realizado hasta el momento, han encontrado un par de opciones interesantes. Incluso, no se descarta que Delfines de Ciudad del Carmen pueda ser una de ellas, ante los problemas de su dueño Amado Yáñez.

La idea de contar con un equipo en el ascenso ayudará a los canteranos a llegar mejor preparados a Primera División. En fuerzas básicas consideran que el trecho entre la Sub 20 y el primer equipo es muy grande y muchos de esos jóvenes aún no están preparados para el debut y la exigencia máxima.