Atlas en la cuerda floja del descenso

Los Zorros cayeron esta noche por la mínima diferencia ante Atlante.


Atlas cayó ante Atlante.
Atlas perdió ante Atlante. (Mexsport)

Guadalajara

El contraste de la victoria y derrota era aún más evidente. Los de blanco festejaban y brincaban como si hubieran conseguido el título; los rojinegros no ocultaban el semblante de preocupación e impotencia.

Lo que pudo haber sido un tanque de oxígeno para Atlas, terminó con una noche llena de drama. En el duelo directo por permanecer en Primera División, los Zorros cayeron esta noche por la mínima diferencia ante Atlante. Los ocho puntos de distancia en la tabla de cocientes se convirtieron en cinco.

Con tanto en juego, ni Zorros ni Potros se animaban a arriesgar. Cada uno de los conjuntos estaba más preocupado por nulificar que por dañar al rival. Incluso el parado táctico de Boy y Marini era similar.

Los Zorros tuvieron en los primeros minutos buen manejo de esférico, pero conforme transcurrió el cronómetro ya no fue así. Atlante apostaba a ofender en la contra y a toda velocidad. Fue justamente el ecuatoriano Michael Arroyo el hombre más activo de su ataque.

Fueron los atlantistas los que probaron al arco con un disparo de Arroyo de media distancia, y luego, Narciso Mina impactó la pelota con la cabeza para mandarla a centímetros de la cabaña de Vilar.

El trámite del encuentro se llevó al terreno de lo corporal, al choque y por momentos se tornó ríspido. El futbol, la dinámica y las emociones quedaron a segundo plano. El medio campo de los Zorros era un cero a la izquierda. Rodrigo Millar no aparecía. Alfonso González y Flavio Santos pasaban desapercibidos.

El complemento continúo por la misma tónica. Rojinegros y azulgranas no generaban absolutamente nada al frente. El paso de los minutos comenzó a desesperar a la Fiel que abucheó a cada uno de los futbolistas rojinegros que abandonaron la cancha.

Pablo Marini fue el primer técnico en mover sus piezas de ajedrez y le resultó. Mandó a la cancha a Gael Acosta y en  la primera acción que apareció dio asistencia de gol. El ex jugador de Monterrey le robó el esférico a Gastelum en medio campo, enfiló hacia el área, recortó a Leandro Cufré y filtró a Narciso, quien frente a Federico Vilar, movió las redes con un derechazo colocado.

La desesperación atlista era evidente. En par de ocasiones quedaron mal parados en zona defensiva. Tomás Boy buscó un revulsivo al fortalecer su ataque con Maikol Leite, Martín Barragán y Carlos Nava.

Atlas se fue con todo los últimos diez minutos, pero lo hizo sin idea. La acción más clara de los locales fue un remate a quemarropa de Martín Barragán que rechazó el guardameta Eder Patiño a tiro de esquina.

El silbatazo final trajo un festejo digno de un título de parte de los atlantistas y un sonoro reclamo de la Fiel hacia su equipo: “a ver si ponen huevos, que ya estamos cansados, futbolistas”.