Atlas se acerca a la Fiesta Grande

El equipo de Atlas dejó atrás la derrota ante Rayados y venció 2-1 a los Gallos Blancos para acercarse a la Liguilla a falta de seis jornada para que concluya el Apertura 2014.

Edy Brambila celebra su anotación
Edy Brambila celebra su anotación (Mexsport)

Guadalajara, Jalisco

Liguilla a la vista. Atlas ya acaricia un boleto a la fiesta grande a falta de seis fechas para que concluya el Apertura. Los Zorros vencieron anoche 2-1 al Querétaro de Ronaldinho, que al igual que hace unos días marcó en tierras tapatías. Eddy Brambila fue factor, puse el pase para el primero y anotó el segundo.

El cuadro de Tomás Boy se mantiene en el tercer puesto general sumar ya 21 unidades. Atlas llega motivado y en las alturas para enfrentar el próximo domingo al odiado rival: un Guadalajara que arrastra el prestigio.

Los Zorros salieron encendidos. Desde que comenzó el duelo el cuadro de Tomás Boy tomó el protagonismo del trámite y buscó ofender. Se disputaban los primeros instantes y Luis Venegas y Édgar Castillo ya habían probado al arco.,

Querétaro pobló su medio campo y esperaba dañar con una genialidad de Ronaldinho y la velocidad de Camilo Sambezzo. Los rojinegros tocaban bien la pelota, le daban buena circulación y en varias ocasiones ilusionaron a su gente con triangulaciones perfectas.

Enrique Esqueda descargó la adrenalina de los presentes con un derechazo desde los linderos que dio la impresión óptica de haberse anidado al fondo. La única oportunidad de peligro de los visitantes se gestó justamente en los botines de Ronaldinho. El brasileño envió un espectacular cambio de juego en medio campo de izquierda a derecha a los dominios de Danilinho, éste se enfiló a la cabaña y disparó de pierna izquierda exigiendo al máximo a Vilar quien apagó el fuego con un manotazo.

El flamante seleccionado nacional Alfonso González era el hombre más desequilibrante con sus constantes encares. Cerca de la media hora de juego Maikon Leite abandonó la cancha por lesión y provocó la modificación en la oncena rojinegra.

El ingreso de Edy Brambila en su lugar fue un verdadero revulsivo. El ex de Toluca puso una asistencia de gol en el primer esférico que tocó. En tres cuartos de cancha, el 19 atlista filtró la pelota para Enrique Esqueda quien ganó la espalda de Corona y ya en portería queretana disparó de pierna derecha cruzada para dejar fuera de combate Édgar Hernández. 1-0 y el Jalisco se cimbró.

Para el segundo lapso Atlas bajó sus revoluciones. La dinámica mostrada en los primeros 45 se esfumó. Los locales cedieron la pelota y el terreno. Gallos tuvo ligero dominio pero carecía de profundidad. Ronaldinho no gravitaba dentro de la cancha, pero eso no evitó que Tomás Boy se sacudiera el ego y lo saludara y mano y, posteriormente, aficionado que saltó a la cancha le solicitara su rúbrica.

Camilo Sanvezzo generó la más importante de su escuadra en combinación con Ángel Zaldivar, pero tras recibir la pared de su compañero, el brasileño envió su derechazo cuchareado con poca fuerza provocando la reacción de la zaga rojinegra cuando ya se cocinaba el empate.

Querétaro se quedó sin ponch en la recta final y la presencia de Ronaldinho en la cancha restaba más de lo que sumaba. Ya cuando el duelo suspiraba el aficionado rojinegro tuvo su recompensa. Primero, Edy Brambila sentenció el duelo con un cabezazo colocado, previo disparo y recentro de Alfonso González.

Luego, en la última acción, Ronaldinho cerró con broche de oro al dejar el 2-1 definitivo al cobrar de manera magistral un tiro libre directo en los linderos del área. Su derechazo superó la barrera y el vuelo de Vilar ante los cientos de flases que adornaron su segundo tanto en México.