Insípido empate en el Jalisco

Atlas y Tigres no pudieron hacerse daño ante una pobre entrada en el coloso de la Calzada Independencia; los Zorros lucen desconectados en su debut.

Atlas VS Tigres Torneo apertura 2014
Atlas VS Tigres Torneo apertura 2014 (Mexsport)

Guadalajara

Los goles y el futbol no llegaron al Estadio Jalisco. Atlas y Tigres igualaron sin anotaciones en el arranque del torneo. Los Zorros demostraron carencias de todo tipo y decepcionaron a la Fiel. El cuadro norteño logró su cometido: sumar, aunque sin convencer y demostrando que extrañarán en demasía a Lucas Lobos.

El inicio del encuentro ilusionó. Se disputaba el primero minuto y Alfonso González ya había probado de media distancia hacia el arco felino. La respuesta visitante fue inmediata. Emanuel Villa, en su regreso con Tigres, remató con la cabeza un servicio desde el corredor derecho que exigió el reflejo de Vilar previo bote de balón en el área chica.

Las dos escuadras compartían la esférica. Atlas deseaba ser el mandón y el conjunto azul daba sensaciones de peligro en sus despliegues ya sin su cerebro Lucas Lobos. Maikon Leite fue convirtiéndose en el hombre más peligroso pegado a la banda izquierda donde desbordaba a placer ante el Guty Estrada.

En un lapso de diez minutos Tigres fue mejor que su rival. El cuadro atlista no lograba tener conexión entre sus líneas y hombres como Millar, González y Esqueda pasaban desapercibidos.

Amaury Ponce evitó la caída de su marco al rechazar en la línea de gol un disparo elevado de Egidio Arévalo, quien techó a Federico Vilar en su intento de cortar. La acción más futbolera fue gestada por la localía. Maikón Leite emprendió su desborde por el carril izquierdo, con habilidad se quitó a sus marcadores y sirvió al segundo poste donde Rodrigo Millar remató de zurda; su impacto, con trayectoria a las redes fue rechazada por una pierna felina y terminó el camino.

La segunda parte del primer lapso decayó. Los Zorros perdieron la brújula y fue evidente lo que necesitan a Juan Carlos Medina y Aldo Leao, quienes se recuperan de lesiones; el caso de Tigres fue contrario, dio la impresión que jugaban con freno en mano y se mostraba complacido con el resultado.

El partido no logró explotar en el complemento. Los restantes 45 minutos fueron un espejo a la recta final del primer tiempo. Atlistas y universitarios mantuvieron esa lucha sin idea y futbol en el césped.

Tigres acarició el gol mediante un disparo de media distancia de Egidio Arévalo. En la única jugada que Burbano logró romper la línea bailoteó a las afueras del área y cedió la pelota donde el charrúa sacó un derechazo que se estrelló en el travesaño atlista.

La afición rojinegra encontró rápidamente un culpable. En cada acción que aparecía Enrique Esqueda, improvisado anoche como extremo derecho, era abucheado de manera evidente.

Luis Nery Caballero erró la más clara de la noche. Rodrigo Millar robó la pelota en medio campo, arrastró la pelota hacia la cabaña felina, en los linderos filtró el esférico y, el paraguayo completamente solo, mandó su derechazo por un costado ante el achique de Nahuel Guzmán.

Los Zorros no encontraron la brújula ni con el ingreso del Negro Medina. Incluso, fueron los norteños los que pudieron llevarse los tres puntos en acciones de Burbano y Torres Nilo.

 

ATLAS 0

TIGRES 0

Estadio Jalisco

Asistencia: 27 mil 174 aficionados

Árbitro: Erim Ramírez