Rafa Márquez, desquiciado por los árbitros

El capitán rojinegro se siente afectado en las últimas jornadas con goles en fuera de lugar, penales en contra y expulsiones. 


Rafael Márquez espera que los silbantes mejoren en los siguientes encuentros.
Rafael Márquez espera que los silbantes mejoren en los siguientes encuentros. (Cortesía)

Guadalajara

El capitán de Atlas, Rafael Márquez, no ocultó su impotencia hacia los trabajos y actitudes de los árbitros en contra de él y su equipo, asegurando que es imposible hablar con ellos. 

El zamorano aseguró que pocas veces puede tener un diálogo con ellos, esto a pesar de ser el capitán de su escuadra. Esta postura de los de negro le sacan de quicio, pues al igual que sus compañeros, se siente afectado en las últimas jornadas con goles en fuera de lugar, penales en contra y expulsiones. 

“Ya no sé en qué idioma hablarles, porque les hablas bien y empiezan a…mejor no hablo, ya me están haciendo hablar y mejor hay que evitar. No hay forma en que les puedas hablar, uno trata de apoyarlos, de que los compañeros no hablen con ellos, que yo sea el encargado de hacerlo, pero después no hacen su trabajo y eso te saca de quicio”, comentó. 

Márquez Álvarez encuentra una gran diferencia entre los árbitros europeos y mexicanos, principalmente en la mentalidad, tolerancia y forma de manejarse con los jugadores.  

“Sí, totalmente, estamos hablando de diferentes niveles, desde luego que en Europa es algo más tolerante el árbitro y más consciente de los actos que ellos mismos ocasionan. Aquí es difícil (tener un diálogo), aunque uno intenta no hacérselos amigos, sino tratar de que haya una buena comunicación entre el capitán del equipo y el árbitro, pero al final no sé qué pasa que se transforman, después no hay esa comunicación y es cuando nosotros perdemos un poco la cabeza y hay que reconocer que a veces nosotros no ponemos de nuestra parte. 

“En lo personal intento al principio, pero después cuando las cosas van cambiando e incluso les das un consejo para darle ese ritmo de partido que necesitan ambos equipos no lo toman en cuenta, pero sí es de otra mentalidad el árbitro europeo”. 

El zaguero rojinegro espera que los silbantes mejoren en los siguientes encuentros, pero sobre todo que se preparen mejor. 

“No lo sé, son los que hay y con los que debemos de confiar de hacer bien su trabajo. No quiero hablar tanto del arbitraje, creo que hay que dejarlos que se preparen mejor”.