América dio una lección en el Jalisco

Con este resultado, el conjunto capitalino llegó a 29 unidades para asumir de manera provisional el primer sitio de la clasificación

América amarró la Liguilla ante Atlas
América amarró la Liguilla ante Atlas (Mexsport)

Guadalajara

América mostró en el Jalisco su empaque de campeón. Justo en la última fecha, el equipo de Matosas recuperó el ponch al frente. No sólo remontaron ante Atlas para vencerlos 2-1, sino que han trepado de manera momentánea al liderato general con 29 unidades.

Los Zorros no tuvieron reacción ante el vendabal crema. Mostraron una vez más fallas atrás. El descalabro les impidió llegar a la cima de la tabla, al quedarse con 28 puntos. 

Una vez más, como ha sucedido a lo largo del semestre, los rojinegros modificaron su oncena. Además del regreso de Kannemann, Edy Brambila fue la principal novedad. Las Águilas no contaron con Sambueza y Samudio.

Atlistas y cremas esbozaron dinámica, intensidad e ida y vuelta en los primeros instantes. Benedetto ahogó el grito de gol de su gente. Quintero sirvió desde la derecha un servicio templado a segundo poste, el atacante se levantó y puso la pierna izquierda para chocar el balón y enviarlo a las redes, aunque por fuera de la portería de Vilar.

El caminar de los minutos fue modificando el trámite del duelo. El juego se fue ensuciando. Muchas barridas. Mucho esfuerzo físico. Poco futbol y emociones. Los de Coapa extrañaban a Sambueza. Los de casa carecían de profundidad con Brambila y Daniel Álvarez, inéditos en cada uno de sus carriles.

La inoperancia atlista fue provocando la furia de su técnico. Tomás Boy no paraba de regañar a sus pupilos. Manoteos y reclamos del Jefe. Incluso, para presionar, envió a calentar a Miguel Fraga y Enrique Pérez.

América no preocupaba al Atlas. Benedetto y Peralta naufragan en el ataque. Michael Arroyo y Darwin Quintero corrían sin ton ni son. Un disparo de tiro libre de Arroyo a las manos de Vilar fue todo de la visita en el primer lapso.

El aburrimiento que reinó en gran parte de los primeros 45 minutos se esfumó de manera abrupta en el complemento. Los dos equipos soltaron las amarras. Boy envió al campo a Barragán y Millar.

El Chino, quien regresó a la formación atlista tras ocho juegos de ausencia, erró una clara en el primer balón que tocó. Álvarez lo asistió y frente a Muñoz, el chileno dudó y dio tiempo para que el portero le achicara y ganara  el mano a mano.

Pero el capitán atlista redimió su error un minuto después. El volante mandó un esférico a profundidad y a las espaldas de los defensores capitalinos, Daniel Álvarez volvió a hacer gala de su velocidad y, ante la salida de Moisés, tocó con pierna derecha para mandar la pelota al fondo y provocar el grito de gol en el Jalisco.


La reacción americanista fue de un verdadero campeón. El cuadro crema mostró que tiene un ataque temible. En par de minutos dio la vuelta al resultado adverso y provocó el grito de "Águilas, Águilas" en territorio tapatío.

Osvaldo Martínez se coló a territorio rojinegro, ante la presión de su marcador, el balón salió rebotado y elevado al centro donde Darío Benedetto anticipó e igualó los cartones con un testarazo.


El Jalisco se convirtió en una sucursal más del Estadio Azteca. Los americanistas se adueñaron de la tribuna y de la cancha. El equipo de Matosas fue un huracán al frente. No dio respiro y en un abrir y cerrar de ojos dio la voltereta.

Tras un servicio de esquina desde la derecha por Osvaldito, y cabezazo y rebote de americanistas dentro del área, Paúl Aguilar, sin marca, únicamente puso la pierna zurda para liquidar a un Vilar que yacía en el terreno de juego. 1-2 a favor de los cremas que enmudeció a los que hasta el momento eran líderes de la competencia.

América fue amo y señor de los siguientes minutos. La falta de puntería no les permitió terminar la obra antes de tiempo, frente a un Atlas que mostró nuevamente carencias defensivas en la parte importante del torneo.