Cien años del Atlante, motor para el regreso a Primera

Paul Uscanga se fue con Atlante al Ascenso MX hace dos años; dieciocho de abril de 2016, el Potro está en Liguilla y la pelea por regresar al máximo circuito tendrá un siglo como envión

Paul Uscanga
Paul Uscanga (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Hace dos años, cuatro días antes del festejo del noventa y ocho aniversario de su fundación, el lunes 14 de abril de 2014, Atlante ya lamentaba su cuarto descenso (1975-76, 1989-90 y Verano 2001), después de una derrota por cuatro a tres ante Santos Laguna en Torreón.

"Me tocó vivir una situación difícil, pero la hemos superado con la ayuda de Dios y la familia, hay una gran afición; sobre todo trabajo", palabras de Paul Uscanga, quien aquella noche de abril 13 acompañó a los Potros de Hierro al Ascenso MX, junto con Gerardo 'Kampa' Ruiz,únicos sobrevivientes de la 'quema', se consolidó como indiscutible del equipo.

Dieciocho de abril de 2016 y el equipo del pueblo ya cumplió sus 100 años de historia en el futbol mexicano y, a dos años de la caída, el club está en la Liguilla del Clausura, primera escala en cuartos de final para soñar con el regreso a Primera, regalo que Uscanga quiere realizar para la nación azulgrana.

"Qué te puedo decir, ascender en este aniversario, que es lo que más quiero, eso me motiva, para eso me he preparado, esa es mi mayor motivación y trataré de dar lo máximo"; sin embargo, Paul no apresura la celebración, dos años en Segunda, considera, le han dado la mesura necesaria para cocinar el eventual regreso, ese que se les fue el año pasado ante Juárez FC en la Final del Apertura 2015.

"Estamos ahí, en la etapa de Liguilla, pero de celebrar nada, estamos en competencia, en los cuartos de final. No podemos trabajar de más, en estos partidos no nos podemos equivocar, hay que dar lo mejor de cada uno para que podamos aportar para que el equipo pueda regresar".

Cien años de sentimiento "incomparable" azulgrana y Uscanga tiene grabado el escudo en el corazón, al cual apelará el potro, conjugado con la concentración máxima y la labor que día día realizan para estar otra vez en la antesala al regreso a la Liga MX.

"No nos han regalado nada, hemos llegado donde hemos llegado; nos ha costado, junto con el cuerpo técnico, y hemos trabajado. No nos han regalado nada. Hay trabajo en equipo, se ha demostrado desde el torneo anterior, el sacrificio parejo ha sido desde la afición, la directiva y cuerpo técnico, no hay margen de error. Debemos tener contundencia, todo. El sentimiento es incomparable", finalizó.