Recibe Obama a los Patriotas con un chiste del ‘Deflategate’

El presidente de los Estados Unidos no dejó escapar la oportunidad para recodar al campeón NFL su polémica sobre los balones desinflados


WASHINGTON, Estados Unidos

Barack Obama recibió, en la Casa Blanca, a los Patriotas de Nueva Inglaterra, monarcas NFL 2015, quienes le obsequiaron un jersey y un balón conmemorativo.

El presidente de Estados Unidos, con su estilo relajado en este tipo de actos, bromeó con los campeones sobre la polémica de los balones desinflados.

"Usualmente cuento chistes en este tipo de eventos pero, con la visita de los Patriotas, temí que 11 de 12 salieran ponchados", lanzó Obama y provocó la risa de jugadores e invitados; incluso, Bill Belichick, coach del equipo, con el pulgar hacia abajo, y una sonrisa, desaprobó, en el mismo tenor, el 'chascarrillo' de Barack.

El repertorio de bromas de Obama no paró ahí; Barack solicitó al ala cerrada Rob Gronkowski no "quitarse la camisa"; además, advirtió que contaba con unas tijeras por si a Belichick se le ocurría cortas las mangas de su traje, en referencia a las sudaderas que utiliza el entrenador en jefe en el emparrillado.

George W. Bush fue el mandatario quien recibió en las tres ocasiones anteriores a los 'Pats' en la Casa Blanca. El cuarto Vince Lombardi, ahora, estuvo en manos del primer presidente afroamericano estadunidense.