Ahora, a mantenerse

Tras regresar a la cima de su división y con la motivación de estrenar estadio, los Vikingos deben demostrar que tienen el empaque apara seguir en la contienda.


Vikingos listos para la temporada
Vikingos listos para la temporada (Reuters)

Ciudad de México

Después de un par de temporadas perdedoras, en Minnesota encontraron la senda del triunfo y hay confianza para mantenerse en ese camino. El optimismo se fundamenta en la juventud y el talento del quarterback Teddy Bridgewater, en la garantía que representa Adrian Peterson por tierra, y en su sólida defensiva.

El punto a mejorar es la línea ofensiva, y para ello el coach Mike Zimmer llevó un par de agentes libres y a un nuevo entrenador para la unidad: Tony Sparano.

Por si fuera poco, los Vikingos tendrán una motivación extra, porque este año abrirá sus puertas el flamante estadio US Bank, su nueva casa, que será sede del Super Bowl LII.

A la ofensiva, el coordinador Norv Turner requiere establecer un sistema para que Bridgewater se sienta cómodo al lanzar el balón, y es que en 2015, en contraste con su ataque terrestre, cuarto de la Liga, por aire fue el 31.

Bridgewater es el presente y futuro en Minnesota; el joven de 23 años tiene la confi anza de la directiva para que pueda llevar al equipo a grandes alturas.

El mariscal de campo comete pocos errores, y paulatinamente canalizará en más jugadas grandes su potente brazo, mismo que combina con movilidad, a la hora de salir de la bolsa de protección.

 Para ayudarlo llega Laquon Treadwell, receptor rápido y de buenas manos, quien fue tomado en la primera ronda del Draft, hará pareja con Stefon Diggs, quien fue líder en recepciones de los Vikingos el certamen anterior.

Si se mantiene sano, otra buena alternativa será el ala cerrada Kyle Rudolph, una garantía en zona roja: cinco anotaciones en 2015.

Para sumar, Peterson es el mejor corredor de la Liga. En 2015 se convirtió en el tercer jugador que a los 30 años es líder por tierra de la NFL; su único problema son los balones sueltos, algo que por más que ha trabajado no ha podido erradicar.

La línea ofensiva tendrá dos caras nuevas, llegaron como agentes libres el guardia Alex Boone y el tacle Andre Smith, también se espera el regreso del centro John Sullivan, quien se perdió toda la temporada anterior debido a dos cirugías en la espalda.

A la defensiva, el coordinador George Edwards puede estar tranquilo, porque la unidad es sólida, sobresale Everson Griff en, una amenaza para los pasadores contrarios.

También destacan los jóvenes linebackers Anthony Barr y Eric Kendricks, respaldados por el veterano de 11 campañas Chad Greenway, mientras que en la secundaria brillan el esquinero Xavier Rhodes y el safety libre Harrison Smith, ambos entre los mejores de la Liga.

En los equipos especiales, Cordarrelle Patterson es una amenaza como regresador, mientras que Blair Walsh recibió todo el apoyo para que recupere la confianza, después de fallar ese gol de campo de 27 yardas en el Juego de Comodines ante Seattle, el cual le costó la derrota a los Vikingos.

Si Bridgewater sigue al alza, y los agentes libres y novatos responden, Minnesota califi cará y ganará su primer partido de postemporada desde 2009.

ACTUALIZACIÓN: Teddy Bridgewater se lesionó toda la temporada, Shaun Hill lo reemplazará.