Vuelta a la normalidad para los Patriotas

Terminaron las apariciones públicas y los Patriotas se enfocan en su última práctica rumbo al Super Bowl, Tom Brady destacó el impacto de la personalidad de Bill Belichick para poder ser exitoso

Tom Brady, QB de Patriotas
Tom Brady, QB de Patriotas (AP)

Enviado, Ciudad de México

Se terminó la semana del Super Bowl, los equipos tuvieron sus últimas sesiones de prensa antes del encuentro y solo resta una práctica para afinar los detalles rumbo al duelo más importante del año.

Tom Brady llegó relajado a la conferencia de prensa del jueves por la tarde, con el alivio de poder dejar atrás esa rutina y planear si séptima visita al juego por el título de la NFL.

Respondía una pregunta cuando una voz se escuchó detrás de la cortina y Brady saltó, sonrió y dijo "Marty", en referencia a Martellus Bennett, el ala cerrada reconocido por el resto del grupo como el hombre que hace que se encarga de que todos la pasen bien.

"Me sacó un susto de la fregada", dijo el quarterback, quien pocas veces pierde la compostura en sus apariciones públicas, pero era un momento para disfrutar, como lo dijo el mismo, nunca sabes cuándo será la última visita.

"Podría explicarles (la fórmula para llegar) pero nos tomará más de 15 minutos, Creo que haber llegado a siete Super Bowls significa que he formado parte de siete equipos muy buenos para llegar hasta aquí, pero ahora tenemos que concentrarnos en terminar esto", respondió.

A sus 39 años, las preguntas del retiro son obvias, pero al igual que su entrenador en jefe Bill Belichick, que se limita a decir que "es hora de pensar en Atlanta, no en el año próximo ni en el año pasado", Brady las dejó de lado, se siente en plenitud junto a su compañero, el tándem de entrenador y jugador más exitoso en la historia del futbol americano.

Pero ¿Cómo funciona la química entre ambos?, "Creo que su estilo conduce a sacar lo mejor de mí, es una buena mezcla. Yo no tomo muy bien los halagos, los reporteros que nos cubren a diario saben eso y él no me hace muchos halagos. En ese sentido el nos entrena duro, hay veces en las que completo pases de 50 yardas y todos dicen 'que buen pase' y volteo y él ya está concentrado en la siguiente jugada, pero ese es su estilo", detalló Brady.

Aunque lo niegue, el final está cerca, después de los 40 –que cumple en el mes de agosto- el cuerpo comienza a bajar el rendimiento de forma natural y aunque en ningún nivel tuvo un entrenador que le hiciera la vida fácil, pero no cambiaría ninguno de esos casos, "Cuando llegué a Nueva Inglaterra ya venía acostumbrado por el colegial, en la preparatoria también tenía un entrenador muy disciplinado. He escuchado historias con mentalidades ofensivas, pero yo siempre he tenido uno con la mente defensiva, que nos quiere hacer las cosas más difíciles y lo consigue", finalizó Brady, quien el domingo buscará convertirse en el primer quarterback en levantar cinco trofeos Vince Lombardi.

Consigue aquí tus boletos para el Super Bowl 2017