La resaca del Super Bowl LII

La temporada terminó, pero la conclusión dejó anécdotas y dudas alrededor de los Patriotas de Nueva Inglaterra y las Águilas de Filadelfia, los protagonistas del último partido de la NFL

Así han sido las horas posteriores al Super Bowl
Así han sido las horas posteriores al Super Bowl (Reuters )

Ciudad de México

La temporada 2017-2018 de la NFL terminó con un histórico triunfo de las Águilas de Filadelfia encima de los Patriotas de Nueva Inglaterra, con lo que los Eagles conquistaron su primer trofeo Vince Lombardi.

La quincuagésima segunda edición del Súper Tazón cumplió con creces con las expectativas, pero ahora, con la campaña culminada, hay algunas dudas que vienen para el próximo arranque, y algunas de ellas serán resueltas en los meses venideros.

Recordemos algunos de los puntos que nos ha dejado esta edición del Gran Juego.

Bill Belichick se quedará sin dos de sus apoyos

El entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra tendrá que enfrentar la siguiente temporada sin dos de sus hombres de confianza. Tras culminar el Super Bowl LII, los Leones de Detroit hicieron oficial la llegada de Matt Patricia como su nuevo head coach.

Patricia, a quien se le acredita crédito por la épica remontada contra los Halcones de Atlanta en el SB LI, dejó el puesto de coordinador defensivo en los Pats para aventurarse como entrenador en jefe.

Y todo indica que Josh McDaniels también tiene sus días contados en Nueva Inglaterra. El coordinador ofensivo tuvo pláticas con los Potros de Indianápolis, y se espera que la contratación se haga oficial en los próximos días.

Sin sus dos manos en el staff, Belichick tendrá la prioridad de llenar sus huecos, ya sea con hombres de su actual equipo, o incluso contratando a nuevos estrategas. Si bien no es nuevo para 'el Monje' cambiar de coordinadores, la tarea no siempre es sencilla.

¿Qué tanto le queda a Tom Brady?

A pesar de que aún se mantiene en buena condición, Tom Brady ya no es aquel joven que conquistó tres Súper Tazones en cuatro años –de 2002 a 2005-. Si bien el mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra ha demostrado tener aún buenas capacidades para seguir manteniendo a los Pats como serios contendientes, la derrota en Minneapolis fue una oportunidad desperdiciada para los Pats por alcanzar los seis anillos de campeonato.

Los Pats parten de nueva cuenta como los favoritos a coronarse el próximo año. Pero en una liga donde cada año los equipos se van fortaleciendo y las defensivas lucen más agresivas, nada está escrito aún. La realidad es que Brady no será eterno y el tiempo corre.

¿Qué pasará con los Eagles?

Perder a Carson Wentz en diciembre hizo que muchos olvidaran que los Eagles fueron el equipo más balanceado de toda la temporada. La ausencia del estelar mariscal de campo permitió a Nick Foles tomar un segundo aire y convertirse en el héroe que Philly necesitaba.

Ahora, con un año todavía de contrato, queda una incógnita en la carrera del MVP del Super Bowl. ¿Partirá a otro equipo, ahora que su participación en el Súper Domingo lo ha cotizado? ¿Permanecerá un año más como suplente? Luce complicado que las Águilas decidan darle las gracias a Wentz, en buena parte, porque él fue el principal artífice de la temporada de ensueño de las Águilas.

Además de Foles, muchos de los jugadores que fueron claves para romper la sequía no tienen un futuro claro con equipo. Algunos como el receptor Alshon Jeffery, el ala defensiva Chris Long, el liniero ofensivo Lane Johnson –estos dos últimos los promotores de las máscaras de perro y el movimiento de los Underdogs-, el ala cerrada Zach Ertz, entre otros, tienen asegurada su presencia.

Sin embargo, algunos otros ya expiraron su contrato. El esquinero Patrick Robinson –que interceptó un balón y lo devolvió 50 yardas hasta la zona de anotación en el triunfo sobre los Vikingos-, el corredor LeGarrette Blount, el receptor Torrey Smith y el versátil Darren Sproles, ausente casi todo el año por lesión, no tienen un futuro claro.

Rechazan invitación de Trump

Los tintes políticos continuarán en la NFL, más en específico con los campeones de Filadelfia. Al igual que el año pasado, algunos elementos de los Eagles señalaron que, en caso de que Donald Trump extienda la invitación para que el equipo visite la Casa Blanca, estos no asistirán.

Torrey Smith, Chris Long –activista social que tampoco asistió cuando los Patriotas fueron campeones- y Malcolm Jenkins –también activista y uno de los capitanes del equipo- aseguraron que no está en sus planes visitar al polémico presidente de Estados Unidos. Hasta el momento, no se ha hecho una invitación para que el monarca de la NFL vaya a la convivencia en Washington D.C.

¿Continuará la carrera de Rob Gronkowski?

La carrera de Rob Gronkowski, uno de los mejores alas cerradas de la actualidad, ha sido afectada por las lesiones, incluyendo una conmoción cerebral que sufrió recientemente en la Final de la Conferencia Americana contra los Jaguares de Jacksonville.

Los reportes sobre si continuará en los emparrillados no se han hecho espera, algo a lo que el número 87 señaló que tomará con calma en esta temporada baja. Con ocho años como profesional, Rob se ha vuelto, junto con Brady, en uno de los estandartes del equipo. Su ausencia sería un duro golpe para los Pats, que comienzan a recuperarse de la derrota sufrida contra las Águilas.

Filadelfia y el caos tras el triunfo

Uno de los temas que más causó revuelo después del Super Bowl LII fueron los festejos en Filadelfia tras el campeonato de las Águilas. Si bien ya se veía venir cuando consiguieron su pase al Super Bowl, el tema no deja de ser digno de atención.

Invadidos por la emoción, los aficionados –algunos de ellos bajo la influencia del alcohol- hicieron toda clase de destrozos y celebraciones. Ya sea desde subirse a los postes, utilizar autos para subir las escaleras del Museo de Filadelfia –popularizadas en la saga de películas de Rocky- e incluso con algunos incendios, la ciudad amaneció con cristales rotos, algunos coches volteados y contenedores quemados.