Seahawks: Siguen como una máquina

Aunque con algunas bajas, los Halcones Marinos tienen el mismo equilibrio que los ha llevado lejos en playoffs

Russell Wilson
Russell Wilson (AP)

Ciudad de México

S i hay que dar a un candidato en la NFC para llegar al SuperBowl, Seattle es uno de ellos. Se ve como el equipo que ha llegado a dos Super Bowls al hilo con un gran equilibrio, que hace recordar al conjunto con el que le pasó por encima a Denver en Nueva York y que se quedó a una yarda de lograr el back to back, pero perdió con Patriotas. Este conjunto llega con una espina muy clavada tras ser detenidos por Carolina en la carrera por llegar a su tercer Supertazón al hilo.

La temporada anterior fue una montaña rusa para los Seahawks, sobre todo en el arranque, perdiendo ventaja ante Arizona, que supo sacarle el mayor provecho a esto, y que a la postre se volvería determinante para decidir al campeón divisional. La campaña estuvo marcada por varias lesiones determinantes.

El cierre fue la otra cara de la moneda, mucho más cercano a lo que es este equipo, se embaló, encontró su mejor nivel hasta antes de toparse con las Panteras en la Ronda Divisional.

Es claro que este ataque disminuyó sin Marshawn Lynch el año anterior, sin embargo, Seattle sigue ofreciendo grandes cosas, credenciales que pocos equipos pueden presumir. A la ofensiva, se espera que Russell Wilson siga mostrando su calidad y liderazgo, sacando provecho de Doug Baldwin, Jermaine Kearse y Tyler Lockett. Por tierra tienen de regreso a Thomas Rawls, un novato que se perfila de manera muy prometedora para reemplazar a Lynch, junto a las dos válvulas Luke Wilson y Jimmy Graham, quien se espera su consolidación en Seattle para esta campaña.

Ante todo este talento, la zona más susceptible del ataque es la línea, en donde sufrieron las pérdidas de Russell Okung y J.R. Sweezy, que serán cubiertas con la llegada de J’Marcus Webb, Bradley Sowell y el novato Germain Ifedi, siguen teniendo como anclas a Gary Guilliam y Justin Britt.

La defensiva se mantiene como la envidia de la NFL, empezando por Michael Bennett, una de las alas defensivas más completas de la Liga, con su gran habilidad para presionar al quarterback desde el interior, contando también con su capacidad para defender la carrera, acompañado por Cliff Avril, además de que esta defensiva recuperará a Chris Clemons, uno de los originales miembros de la Legión del Boom, haciendo mención de la llegada del tacle Seaver Siliga.

Otra de las fortalezas es el cuerpo de linebackers, liderado por Bobby Wagner y K.J. Wright, una dupla infalible que se complementa con Mike Morgan, aunque pueden resentir la salida de Bruce Irving.

Por sí esto fuera poco, en el perímetro están Jeremy Lane y Richard Sherman, un extraordinario dueto de esquineros, que a ellos se les unen Earl Thomas y Kam Chancellor, una secundaria que lleva cinco temporadas seguidas permitiendo no más de 18 pases de touchdown.