Halcones se llevan el duelo sureño en Nueva Orleans

Atlanta se impuso 45-32 ante los Santos para así colocarse como líderes de la división sur de la Conferencia Nacional con dos triunfos al hilo

Tevin Coleman fue el hombre del partido con tres anotaciones
Tevin Coleman fue el hombre del partido con tres anotaciones (AP)

Nueva Orleans, Estados Unidos

En un duelo de ofensivas, Halcones de Atlanta sacó la mejor parte al imponerse 45-32 a Santos de Nueva Orleans, en el lunes por la noche de la tercera semana de acción en la temporada 2016 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

El corredor Tevin Coleman fue el principal artífice de la victoria "emplumada", con tres touchdowns, con par de acarreos de dos yardas y uno más de seis, en tanto el quarterback Matt Ryan se despachó con dos a las diagonales, de 13 con el corredor Devonta Freeman y de cuatro con Justin Hardy.

Por Santos, el veterano Drew Brees se vio como en sus mejores días al completar tres en la "zona prometida": con el ala cerrada Coby Fleener, de dos; con el novato Michael Thomas, de tres, y con Mark Ingram, de cinco.

Frente a su gente y ante uno de los rivales con los que tiene prohibido perder, Nueva Orleans salió "con la espada desenvainada" y le puso número a la casa en la primera ofensiva con un pase de dos yardas de Brees, quien, tras un engaño de carrera, encontró a Fleener en el fondo de la zona de touchdown.

Halcones, por su parte, aprovechó un error de los equipos especiales de Santos, luego que el novato De´Vante Harris, en labor de regresador, falló al bajar un despeje y dejó el ovoide en la yarda 11 de territorio local.

Era un regalo que los "emplumados" no podían rechazar y lo capitalizaron con acarreo de dos yardas de Coleman, quien se tiró un "clavado" a través de la línea de golpeo, para romper el plano e igualar el tanteador 7-7 al finalizar el primer cuarto.

Atlanta le dio la vuelta al tanteador en los primeros minutos del segundo cuarto, con pasesito lateral de Ryan para Freeman, quien recorrió las 13 yardas que lo separaban de las diagonales para poner el marcador 14-7 para la causa visitante.

Determinado a devolver golpe por golpe, Nueva Orleans hilvanó una marcha de 12 jugadas y 75 yardas en 4:24 minutos, para que Brees conectara su segundo en la "zona prometida", esta vez de tres yd con Thomas.

Sin embargo, Halcones estaba embalado y cerró la primera mitad con par de touchdowns: Coleman aportó uno más con acarreo de dos yardas y Ryan puso otro con pase de cuatro para Hardy, quien puso el 28-14 para los suyos con una providencial estirada que metió el balón en zona buena.

Cuando todo mundo daba por "muerto" a Santos, al menos en la primera mitad, Brees sacó a relucir el "colmillo largo y retorcido", al conducir una relampagueante serie ofensiva que recorrió 36 yd en solo siete jugadas y 28 segundos, que le permitió al pateador novato Will Lutz conectar gol de campo de 57 yd para el 28-17.

Pese a la resistencia de Nueva Orleans, Atlanta amplió su ventaja en el tercer episodio con el tercero de Coleman, en acarreo de seis yd, más un gol de campo de 21 de Matt Bryant, a los que los de casa respondieron con touchdown de John Kuhn en carrera de tres yd, con conversión de dos puntos, que dejaron el tanteador 38-25.

Con una defensiva incapaz de responder, lo último que los de la flor de lis podían permitirse era un error ofensivo y esto fue justo lo que ocurrió al inicio del cuarto episodio, cuando Brees fue interceptado por el novato Deion Jones, quien devolvió el ovoide 90 yd para la anotación del 45-25 para los "volátiles".

Pero, pese a la reciente intercepción, tampoco la defensa de Halcones tenía mucho que ofrecer y en la siguiente serie Santos recortó siete puntos a la desventaja, con pase rápido de Brees para Ingram, quien convirtió un pase corto en anotación de cinco yardas, que era el 32-45 para su causa.

Con siete minutos todavía por jugarse, Nueva Orleans fue su propio peor enemigo, al acabarse el tiempo sin lograr puntos y, por el contrario, falló una cuarta oportunidad y le cedió el balón a Atlanta en su yarda 39 y con 2:51 por jugarse, lo cual sentenció el encuentro.

Para la visita, el quarterback Matt Ryan completó 20 de 30, con 240 yardas y dos touchdowns, sin intercepciones, en tanto el corredor Tevyn Coleman aportó 42 yd en 12 acarreos, tres de ellos de anotación. Por la casa, Drew Brees pasó para 36 de 54, 376 yd, tres en las diagonales y uno interceptado.