Saints: Con Brees no basta

La ofensiva de los Santos es la más peligrosa de la Liga, pero para pelear, su defensiva necesita bastante mejoría

Drew Brees
Drew Brees (AP)

Ciudad de México

El 2015 fue de contrastes para los Santos de Nueva Orleans pues, si bien terminaron como el mejor ataque aéreo de la Liga con 310.6 yardas por partido, la defensiva fue la peor en puntos permitidos (29.8 por juego) y la penúltima en lo que a yardas promedio se refiere (413.4).

Estos resultados derivaron en el despido del coordinador defensivo Rob Ryan, que estuvo en el puesto desde 2013. Su lugar será ocupado por Denis Allen, asistente defensivo que formó parte del staff que ganó el Super Bowl XLV ante Indianápolis.

Su primera tarea será mejorar la secundaria, pues terminaron en el sitio 26 en cuanto a balones interceptados, con nueve.

La línea frontal es otro de los puntos flacos en Nueva Orleans, por lo que la llegada del novato Sheldon Rankins y el veterano Nick Fairley debe ser de impacto inmediato para el equipo, pues más allá de Cameron Jordan, autor de 10 capturas en 2015, el departamento no cuenta con hombres de peso.

En los linebackers firmaron a James Laurinaitis (109 tacleadas) para darle un complemento a Stephone Anthony (112 derribos) y poder detener el ataque terrestre, pues solo Filadelfia permitió más yardas en la Liga.

Drew Brees, quien entra a su decimoquinta temporada en la NFL y la décima con los de Luisiana, tiene a su disposición a una de las ofensivas más balanceadas de la Liga, pues cuenta con Brandin Cooks, un receptor que puede unirse a la élite, y es que si bien en su campaña como novato se perdió seis partidos tras una lesión en su pulgar, fue en 2015 cuando destacó al sumar 84 atrapadas para 1,138 yardas y nueve anotaciones, por lo que promete continuar con su madurez.

Si bien perdieron al ala cerrada Benjamin Watson en la agencia libre, su lugar fue reemplazado por Coby Fleener, proveniente de Indianápolis y que es garantía para conseguir yardas difíciles.

Mark Ingram es otro jugador destacado en la ofensiva, pues además de ser cumplidor por tierra, su producción aérea también es buena, pues fue el cuarto mejor en recepciones del equipo, en total sumó 1,174 yardas (405 por aire y 769 por tierra) y seis anotaciones, todas ellas por la vía terrestre. Ingram estará respaldado en el backfield por Tim Hightower y el ex empacador John Kuhn, veteranos, pero efectivos en tercer down.

La línea ofensiva es otra de las que mejor trabajó el año pasado al ser la décima que menos capturas permitió, con 32, aunque la salida de Jahri Evans fue un golpe bajo para este departamento.

A pesar de ello, todos estos jugadores tienen las capacidades para que Drew Brees termine nuevamente como el mariscal de campo que más yardas sume en 2016 y los Santos puedan aspirar a volver a la postemporada tras dos años de ausencia.