Richard Sherman, el desconocido que se volvió Superestrella

El esquinero de los Halcones Marinos de Seattle caminaba por las calles de Nueva Orleans hace un año sin que nadie lo reconociera, hoy es el jugador defensivo mas notable de la NFL

SUPER BOWL 48: RICHARD SHERMAN Y SU TRANSFORMACIÓN

Nueva York

Llegar al Super Bowl marca una gran diferencia y Richard Sherman es el mejor ejemplo.

El esquinero de los Halcones Marinos de Seattle tuvo mejores números en la campaña 2012 que en la 2013. El año pasado fue la pieza fundamental de una defensiva que no pintaba como favorita pero se termino metiendo a la postemporada, sin embargo era un 'Don Nadie'.

Hace 12 meses nadie lo hubiera mencionado como el mejor esquinero de la NFL pero hoy tiene más atención de medios de comunicación y fanáticos que su propio quarterback Russell Wilson o cualquiera de los jugadores de su franquicia. Su jersey con el número 25 se convirtió en uno de los 10 más vendidos de toda la liga y el más recurrido en estos días por las carres de Nueva York junto al de Peyton Manning.

Su explosión de júbilo y críticas a Michael Crabtree cuando vencieron a San Francisco en el juego de campeonato de la NFC lo volvieron el blanco de las críticas de muchos pero también lo convirtió en la cara visible de su equipo. 

Hace un año participó en un experimento para el portal Bleacherreport.com en el que preguntaba a los aficionados quien era mejor "¿Richard Sherman o Darrelle Revis?", la mayoría de los entrevistados mencionaron al entonces jugador de los Jets de Nueva York y ni siquiera se dieron cuenta de que era el propio Richard Sherman el que realizaba la entrevista con excepción de algunos fanáticos.

Eso está en el pasado, según dijo Sherman a La Afición, "Ni siquiera he pensado en el año pasado, fue muy divertido pero también pasó mucho tiempo. Es chistoso como las cosas pueden cambiar y ahora estoy con un gran equipo, con gnadres compañeros y en posición de jugar el Super Bowl. Es una bendición y un gran honor y estoy contento con lo que hemos logrado".

Dicen que el Super Bowl es el que marca la diferencia entre los jugadores buenos y las leyendas. Sherman puede escribir su propia historia este domingo.

AQUÍ EL VIDEO DEL AÑO PASADO: