Un Monday Night con fiesta negra y plata en el Azteca

Los fans mexicanos de los Raiders gozarán al máximo la visita de su equipo, cuando el lunes 21 de noviembre se enfrenten a los Texanos de Houston en el Coloso de Santa Úrsula

Ciudad de México

Para el Monday Night Football de la temporada regular de la NFL en México, un grupo sobresale del resto. La Raiders Nation MX es un club de fans del equipo de Oakland, el cual se remonta desde hace ya un año y, actualmente, cuentan con más de 300 seguidores para disfrutar de los partidos.

Donovan Gutiérrez y Mauricio Morales, director y fundador de la organización, respectivamente, compartieron con La Afición su emoción por el partido del próximo 21 de noviembre en el Estadio Azteca ante Texanos de Houston, la expectativa del oponente y el cómo disfrutarán del mismo junto a toda su familia.

"Es una emoción muy grande el regreso de la NFL después de 10 años, pero el hecho de que venga tu equipo es el doble de emoción; además, saber que será el primer Monday Night fuera de Estados Unidos, es el triple de emocionante".

Sin duda, algo que tienen muy presente es que el encuentro no será sencillo, ya que Houston llega como líder y posicionado en el segundo lugar de la División Oeste.

"Los Texans vienen muy bien; será un gran encuentro. A los Raiders les cuesta un poco de trabajo este equipo, ya que en los último años normalmente pierden, pero esperamos que en esta semana no se repita la historia. Yo confió en Jack del Rio", comparte Mauricio.

En la nación Raider mexicana, existen dos reglas fundamentales, las cuales aplicarán a lo largo de todo el partido:

- Apoyo incondicional al equipo.

-Respeto total al fanático que se tiene como oponente.

Tanto para Mauricio como para Donovan, el espectáculo del próximo lunes tiene un antes, un durante y un después. Aseguran que el antes lo comenzaron a vivir desde el anuncio de que su equipo visitaría el Coloso de Santa Úrsula.

"Los festejos comenzaron desde que el partido se firmó en México, las especulaciones de éste son muy altas por parte de nosotros pese a que el marcador no finalice a nuestro favor. Cuando llegue el día del encuentro, el Estadio Azteca se convertirá en un fiesta negra y plata de nuestra parte; quedaremos afónicos por ello y te aseguro que, después de que el partido termine, la alegría nos durará hasta el día miércoles".

Por último, el director de la organización afirmó que, pese al ímpetu que les dejará el encuentro del próximo lunes, al finalizar sus mentes se enfocarán al próximo partido de la semana 12 ante las Panteras de Carolina.

"Sé que el partido ante Texanos nos dejará total y completamente satisfechos. Pero sabemos que la siguiente semana se viene un equipo muy fuerte como lo es Carolina y debemos poner punto y aparte. Así que estaremos listos para disfrutar del partido".