Raiders: El regreso a los primeros planos

Raiders llegó a un punto en su reconstrucción en el que ya estará peleando por califi car a los playoff s, y luchará con Kansas City por ganar el título de la División Oeste

Derek Carr, mariscal de campo de los Raiders de Oakland
Derek Carr, mariscal de campo de los Raiders de Oakland (AP)

Ciudad de México

Si el proceso sigue en el camino que planearon el dueño Mark Davis y el gerente general Reggie McKenzie, los nuevos Raiders han llegado al punto en el que están preparados para ganar juegos que hace años no ganan, para tener marca ganadora de nueva cuenta y para luchar por un pase a la postemporada.

El equipo cuenta con los elementos para dar el siguiente paso luego de cuatro años de trabajo a fondo. Los primeros dos fueron para limpiar todo el desorden que había dentro de la organización y en el roster, y los siguientes dos para empezar a construir, prácticamente desde cero, la nueva fi losofía. Y ha madurado lo sufi ciente el proyecto para dejar atrás los años perdedores.

El equipo está listo para dar el brinco porque tiene un quarterback en pleno ascenso, que en su tercera campaña amenazará con superar las 4 mil yardas (se quedó a 13 el año pasado) y los 30 pases de anotación (tuvo 32). Y Derek Carr apunta a tener un gran año porque cuenta con un tándem de receptores de élite en Amari Cooper y Michael Crabtree. Este par volverá a arrasar, como lo hizo con las casi 2 mil yardas y con las 15 recepciones de TD que acumuló.

Después de ver que este par de áreas están cubiertas, el equipo trabajó para acabar con una de sus debilidades. Oakland reforzó su línea ofensiva con la contratación del guardia Kelechi Osemele y renovó el contrato de Donald Penn, con lo que Gabe Jackson y Rodney Hudson ya son unos frontales de gran calidad. Así, no solo Carr tendrá más tiempo para atacar por aire, sino que su ofensiva terrestre levantará un poco después de solo correr para 91 yardas promedio, quinto peor de la liga.

Con lo anterior esperen algo similar a los 28 puntos que promediaron de la Semana 2 a la 9, aunque también, verán como ya no serán 24 tantos los que admitirán por juego porque su defensiva es mucho más sólida.

Luego de tener muchos altibajos que situaron a su defensa como la 22, se enfocaron a tapar los hoyos que tenían.

Sus tres primeras selecciones colegiales fueron para cubrir esta área, y en la agencia libre llegaron Sean Smith, Reggie Nelson (líder de intercepciones en la NFL) y Bruce Irvin, tres monstruos en la secundaria y en los linebackers. Así, Khalil Mack y Malcolm Smith ya no son las principales preocupaciones para los rivales, y de esta manera no dejarán que se les vayan los duelos apretados que son la diferencia entre acabar 7-9 y lograr un 9-7.

El calendario puede ser su mejor aliado si hacen bien las cosas desde el principio. Los Raiders empiezan la temporada contra Nueva Orleans, Atlanta, Tennessee, Baltimore y San Diego, así que una marca ganadora al inicio es factible. Si aprovechan podrán llegar a la prueba de fuego del final de la campaña con buen récord para luchar por ser campeón divisional o por el pase a playoff s.

Un ataque fortalecido, una defensiva de mayor respeto y una mentalidad y fi losofía ganadora devolverán a los Raiders a los primeros planos.