Los Pumas aseguraron los playoffs en casa

El conjunto de la UNAM no perdonó y se impuso 40-14 a los Leones de la Anáhuac México Norte, llevándose el liderato del Grupo Verde de la Onefa

Pumas CU festeja tras vencer a Leones de la Anáhuac Mexico Norte
Pumas CU festeja tras vencer a Leones de la Anáhuac Mexico Norte (Imago7)

Ciudad de México

Un balón suelto en los últimos minutos del primer cuarto marcaron la diferencia para que los Pumas CU tomaran el control del juego y vencieran 40-14 a los Leones de la Anáhuac Mexico Norte, con lo que aseguraron el derecho de jugar la semifinal y una hipotética final de la Onefa en el Olímpico Universitario, en tanto sus rivales hilaron su tercer derrota al hilo y dejaron ir la localía en postemporada.

Los primeros 15 minutos fueron dominados por las defensivas, pues los visitantes tuvieron que entregar el balón después de tres jugadas, en tanto el conjunto de la UNAM se tuvo que conformar con un gol de campo hecho por Siliceo Reyes. El juego pareció decantarse hacia el conjunto de la Anáhuac cuando el receptor Ricardo Sainz no pudo controlar un envío de Rafael Arenas y el balón terminó en manos de Salvador Cabrera, que colocó a los Leones en buena posición de campo.

Sin embargo, le duró poco el gusto a los pupilos del coach Guillermo Gutiérrez Valdovinos, pues el capitán Abraham Herrera encontró un hueco en la línea ofensiva para capturar al mariscal Jorge Antun, quien soltó el ovoide para que Diego Pareyón pudiera recuperarlo.

Este error en las trincheras fue un duro golpe mental para los Leones, que permitieron a los Pumas adelantarse en la pizarra gracias a un pase de Rafael Arenas, quien mandó el balón a la esquina con Andrés Salgado y, con el extra bueno, Pumas ganaba 10-0.

Sin éxito, los Leones intentaron contraatacar, pero Antun volvió a entregar un balón, esta vez por la vía aérea, cuando David Flores se interpuso en un pase dirigido a Baruch Rivera. Aunque la intercepción no derivó en otra anotación, el cuadro de la Anáhuac siguió sin carburar y fueron obligados a despejar.

Esta vez los dirigidos por Otto Becerril capitalizaron otros seis puntos con una de las jugadas más aclamadas del juego. Arenas lanzó un pase corto a José Ruíz, quien rompió una tacleada y se escapó 70 yardas hasta las diagonales. Aunque fallaron el extra, ya lo ganaban 16-0.

Leones siguió sin responder y la defensiva se cansaba conforme avanzaron los minutos, algo que la ofensiva azul y oro aprovechó para imponerse a sus rivales. Arenas repitió la dosis y conectó otro pase con Salgado para colocar a los suyos con la ventaja 23-0 antes del descanso.

En el tercer cuarto, Reyes Spíndola volvió a ingresar al campo para meter el ovoide entre los postes y sumar otras tres unidades para los Pumas (26-0).

Tuvieron que pasar tres periodos para que la Anáhuac contestara. Los Leones movieron las cadenas y Jorge Antun encontró a Diego Ocón en las diagonales (26-7). El equipo comenzó a agarrar ritmo y, luego de una intercepción anulada por un castigo, sumaron otros siete puntos gracias a un pase de Antun con Rubén Zendejas para intentar acercarse más (26-14).

Pero los Pumas no bajaron la intensidad y, con un acarreo de Marco Cisneros hasta las diagonales, volvieron a separar la diferencia de puntos.

Y no hubo oportunidad de contestar, pues Jerónimo Arzate apareció para robar un envío y regresar a su ofensiva al campo. El marcador quedó congelado gracias a una jugada reversible donde Oscar Villagran recibió el pase hasta la zona prometida.