Los problemas de los favoritos

Seis equipos que lucen como candidatos a llegar lejos en la temporada, después de avanzar a los playoffs la campaña anterior, han tenido un inicio de 2017 por debajo de las expectativas

Los problemas de los favoritos
Los problemas de los favoritos (AP)

Ciudad de México

En este primer mes de temporada regular 2017 en la NFL, seis equipos que estuvieron en los playoffs la campaña anterior y que lucían como candidatos a repetir este año, tienen el mismo número de juegos ganados y perdidos, o incluso registran marca negativa.

El caso más dramático es el de los Gigantes de Nueva York, favoritos para pelear por el título de la División Este de la Conferencia Nacional, pero que hasta el momento no tienen victorias (0-4) y sus posibilidades de postemporada se comienzan a complicar.

En la Conferencia Americana, la mayor decepción son los Delfines de Miami, que se quedaron sin su mariscal de campo Ryan Tannehill durante la pretemporada y hasta el momento solo tienen una victoria en la campaña.

Una situación que se podría repetir con los Raiders de Oakland, que tendrán la baja de su quarterback titular, Derek Carr al menos por dos semanas.

Hasta los campeones Patriotas de Nueva Inglaterra, que esta noche arrancan la Semana 5 con un duelo ante los Bucaneros de Tampa Bay, han sufrido derrotas ante Kansas City y Carolina, y tendrán que despertar pronto para no alejarse de la pelea por los primeros puestos de la Conferencia; aunque con 12 encuentros por delante, todos pueden corregir el rumbo.


NUEVA INGLATERRA

La defensiva

A pesar de contar con el mejor ataque de la Liga (423.8 yardas por juego), el lento inicio de los campeones Patriotas de Nueva Inglaterra se explica con la peor defensiva de la NFL (456.8 yardas).

El equipo de Boston, que tuvo la octava mejor defensiva la temporada anterior, mostró sus debilidades desde el inicio de esta campaña, al admitir 537 yardas de los Jefes de Kansas City en la inauguración, pero la situación no ha mejorado y las Panteras de Carolina tuvieron 444 el domingo.

Los Pats son la segunda escuadra que más puntos ha permitido (128) y las razones van más allá de la baja de su líder, Dont’a Hightower, quien tras salir del partido ante los Jefes volvió frente a Carolina.


MIAMI

Extrañan a Tannehill

Los Delfines de Miami, que cayeron en la ronda de comodines ante los Acereros de Pittsburgh la temporada anterior, se ilusionaron con que este año fuera el de la consolidación del proyecto del coach Adam Gase; sin embargo, la lesión de su quarterback titular, Ryan Tannehill cambió los planes.

Aunque el nuevo pasador, Jay Cutler, conoce a Gase de sus tiempos en Chicago, no ha sido la solución. Miami tiene el quinto peor ataque por aire, dos lugares debajo de lo que ocurrió en 2016.

La comparación entre Tannehill y Cutler la gana el hoy lesionado, que promedió 67.1 de pases completos la campaña previa (por 66.7 del actual) y en yardas por envío, Ryan tuvo 7.7 por 5.8 de Jay.


OAKLAND

La línea ofensiva

Aunque los Raiders hoy estarían en posición de regresar a playoffs, las derrotas en fila ante Washington y Denver, además de la lesión de su quarterback, Derek Carr, han encendido las alarmas.

Una de las explicaciones está en la línea ofensiva, que el año pasado provocó que el ataque terrestre fuera el sexto mejor con 120.1 yardas por encuentro, pero que esta temporada, a pesar de tener la incorporación de Marshawn Lynch, apenas registra 86.2 yardas, para ubicarse en el puesto 24.

Después de ser la unidad que menos capturas de pasador permitió en 2016, con 18; en las primeras cuatro semanas de la campaña ya admitió la mitad, nueve, incluida la que provocó la lesión de Carr.


DALLAS

Se apaga Elliott

Los Vaqueros de Dallas regresaron a playoffs la temporada anterior, gracias a sus dos novatos, el quarterback Dak Prescott y el corredor Ezekiel Elliott. Zeke, apoyado en una gran línea ofensiva, se convirtió en el líder en yardas terrestres de la Liga con 1,631, para un promedio de 108.7 por duelo.

Pero en las primeras cuatro semanas de la campaña apenas registra 277 yardas; es decir, 69.2 por encuentro y los de la Estrella Solitaria lo resienten.

De contar con la segunda mejor ofensiva por carrera en la Liga, gracias a 149.8 yardas por duelo en 2016, ahora se ubican a la mitad de la tabla, en la posición 14, con apenas 114.2, y la presión se carga del lado de Prescott y de la defensiva.


NY GIGANTES

Sin equilibrio

En Nueva York, el inicio de 0-4 de los Gigantes ha sido una sorpresa. Era un pronóstico esperado para los Jets, o para equipos que lo cargan como San Francisco o Cleveland, pero no para uno de los seis calificados a playoffs en la Nacional en enero.

Las críticas se han centrado en Ben McAdoo, el coach del equipo y ex coordinador ofensivo, y en quien lo reemplazó en ese cargo, Mike Sullivan, por la falta de equilibrio en el ataque.

Los Gigantes tienen el séptimo mejor ataque aéreo, con 265 yardas por partido y 166 jugadas por esa vía, mientras que por tierra son el 31 de la NFL, con 59.2 yardas, y 75 intentos.

Eso deja las opciones en el brazo de Eli Manning.


SEATTLE

Lejos de la élite

Los Halcones Marinos de Seattle, que en los últimos años han estado en la pelea por la Nacional, han sufrido contra equipos con marca ganadora y sus dos victorias fueron ante cuadros debajo del .500.

En el inicio ante Green Bay permitieron 26 primeras oportunidades a cambio de solo registrar 12, y salieron del encuentro sin TD; a la semana siguiente, frente a San Francisco, se impusieron, aunque el primer viaje a las diagonales llegó hasta el último cuarto. Ante los Titanes en la Semana 3, 21 puntos en el tercer cuarto fueron imposibles de remontar para Seattle, aunque el domingo, contra otro equipo débil como Indianápolis volvieron a mostrar su mejor versión y sumaron 46 unidades.

¡Asiste a "Raiders vs Patriots" NFL México! *Pagando con cualquier tarjeta