De nuevo, envuelto en polémica

Los Halcones Marinos de Seattle vencieron a Detroit el lunes, después que los oficiales no marcaron un castigo del linebacker K.J. Wright

Kam Chancellor, protagonista del fumble de Calvin Johnson
Kam Chancellor, protagonista del fumble de Calvin Johnson (Reuters)

Ciudad de México

Otra vez fue en Lunes por la Noche, Seattle, en los últimos segundos, y de nuevo con victoria para los Halcones Marinos. El duelo entre los actuales campeones de la Conferencia Nacional y los Leones de Detroit se resolvió con una gran jugada defensiva de Kam Chancellor, quien provocó el fumble de Calvin Johnson en la yarda uno, en una acción que pudo ser el touchdown de la victoria para los de Michigan.

Sin embargo, la polémica vino más tarde. Después que el ovoide se le escapó de las manos a Megatron y entró a las diagonales, el linebacker K.J. Wright lo palmeó para que saliera del campo. Los oficiales decretaron que era touchback y la ofensiva de Seattle comenzó desde la yarda 20, mientras que Detroit sumó su cuarta derrota de la campaña 10-13.

Después del partido, Dean Blandino, vicepresidente de oficiales de la Liga, afirmó a NFL Network que los árbitros del duelo se equivocaron, porque ningún balón puede ser bateado en la zona de anotación, por lo que el partido debió reanudarse con la posesión para Detroit desde la yarda uno, donde ocurrió el fumble.

La regla dice: "Un jugador no puede empujar o golpear: b) un balón suelto (que fue tocado) en ninguna dirección, si está en alguna zona final".

Pero no es la primera vez que Seattle está envuelto en una jugada polémica en las diagonales en un Lunes por la Noche.

El 24 de septiembre de 2012, en un duelo ante Green Bay, en el que estaba abajo por cinco puntos, el quarterback Russell Wilson envió un pase a las diagonales que pareció capturar el defensivo M.J Dennings, y que terminó en manos de Golden Tate, receptor de Seattle. Los oficiales marcaron el touchdown, y los Halcones Marinos se llevaron el triunfo.

Sin embargo, aquella jugada, conocida como Fail Mary, provocó que se terminara la huelga de oficiales, y los sustitutos, que marcaron la acción, fueron reemplazados por los árbitros habituales de la NFL. De nuevo, Seattle en medio de la polémica.