Arturo Olivé, el hombre detrás del juego

Las expectativas de la NFL por el partido en el Estadio Azteca son grandes, por lo que todo tiene que salir a la perfección, afirma el director de la oficina de la liga en México


Arturo Olivé, director de la oficina de la NFL en México
Arturo Olivé, director de la oficina de la NFL en México (Imago7)

Ciudad de México

Tras once años de espera, la liga de futbol americano confirmó su regreso con un encuentro de temporada regular en horario estelar.

El sueño de muchos por presenciar un partido de la liga en México se debe en buena medida al trabajo de Arturo Olivé, director general de NFL México que desde su llegada al puesto hace poco más de ocho años tuvo como una de sus prioridades negociar para traer un juego a tierras aztecas.

“(El juego fue posible) una vez que la misma liga nos pidió cumplir con muchos requisitos, pero sobre todo tener una plataforma de negocios sólida y suficientemente grande que pudiera aprovechar un evento de esta magnitud”, explicó el directivo en entrevista con La Afición.

La elección de los equipos no fue sencilla. Olivé contó que todos los equipos mostraron interés por disputar un juego en nuestra nación, por lo que después de muchas reuniones, se inclinaron por los Texanos de Houston y los Raiders de Oakland.

“Se decidió este juego por el arraigo que los Raiders tienen en México. Ellos estaban dispuestos como equipo local a ceder un partido y, al saber de su gran popularidad aquí, apoyaron la moción. Los Texans están muy interesados por hacer crecer su popularidad en México; entonces se nos da una afortunada coincidencia de un equipo popular con otro que quiere ser popular”.

RECOMENDAMOS: VENDERÁN MÁS BOLETOS PARA NFL EN MÉXICO

Las expectativas para este partido son altas. Además de haber contado con el apoyo del área internacional de la NFL, el dirigente señaló que tanto jugadores como personal de la liga que han venido para giras promocionales con motivo del partido o las inspecciones hechas en torno a las remodelaciones del Estadio Azteca han quedado maravillados con la pasión que tienen los aficionados mexicanos por este deporte.

“Todos (los equipos) están siguiendo muy de cerca lo que va a suceder el 21 de noviembre, todos han mostrado interés, unos en mayor o menor medida, pero todos han levantado la mano para recibir información sobre lo que sucederá y considerar a México en futuras oportunidades”.

Sin embargo, la presión también se hace presente, un excelente desarrollo del partido en el Coloso de Santa Úrsula puede ser fundamental para la continuidad de este proyecto, a pesar de que se contemplan otros dos juegos en años venideros.

“Todo tiene que salir a la perfección. Los equipos tienen que irse muy contentos de lo sucedido en México, la liga también. Estarán midiendo y analizando todos los aspectos y, posterior a ello, nos sentaremos con la liga para definir cuáles serán los siguientes pasos. Pero por lo pronto el objetivo está claro: el 21 de noviembre (debe ser) el mejor evento que podamos tener”.

Por último, expresó que los tiempos han cambiado y no ve un punto de comparación entre el partido de 2005 con el que se disputará este año, pues la liga era otra en términos de competencia y de organización, así como los cambios por los que ha pasado el país.

“(Tenemos) la capacidad de hacer eventos de esta magnitud en el país. Hoy tenemos en México eventos tan importantes como la NFL, la Fórmula 1 y otros eventos deportivos y de entretenimiento y creo que son tan diferentes esas condiciones contra las que se tenían hace once años. ¿Para qué comparar?”.

Compra aquí tus boletos para Raiders vs Texans


HIOM