Las históricas mudanzas en la NFL

Durante la historia de la NFL, se han llevado a cabo 11 mudanzas, mismas que han servido para salvar o hundir franquicias

Ciudad de México

Se confirmó que los Raiders de Oakland se movieran a Las Vegas para la campaña del año 2019, luego de que la mayoría de los 32 dueños de la liga votaran a favor de la mudanza del equipo a esta ciudad.

Tras 22 años luego de su regreso a la ciudad californiana, los ‘Malosos’ se van de su sede característica; ésa en donde se hicieron grandes, al ganar dos de los tres Súper Tazones que tienen en sus vitrinas.

Aquí te presentamos las mudanzas que han cambiado, durante más de 50 años, el relieve de la NFL. 

PRIMEROS AÑOS

Las primeras dos mudanzas se dieron a comienzos de los 60’; curiosamente los Cargadores, que hoy se están mudando, se fueron de Los Angeles a San Diego en 1961, ya que Barron Hilton, su propietario original, se llevara la franquicia debido a que la afición de esta ciudad nunca conectó con el equipo.

Dos años después, en 1963, el equipo fundador de la AFL, los Texanos de Dallas, luego de ganar el título de la liga en 1962 ante los Petroleros de Houston, decidieron dejar su ciudad de origen, para moverse a Kansas City, cambiando también el nombre de ‘Texanos’ a los ‘Jefes’. 

Los Jefes siguieron cosechando buenas actuaciones tras su mudanza. De la mano de Hank Stram fueron protagonistas hasta la década de los 70’, contando el título del Super Bowl IV. 

LA ERA DE LAS MUDANZAS

En lo que se podría llamar como la ‘edad moderna de la NFL’,  que parte desde 1960 con la creación de la AFL, luego con la creación de la era de los Súper Tazones, en 1966, y  fusión de ambas ligas en 1970, el circuito ha experimentado 12 mudanzas contando la de Raiders a Las Vegas.

CARGADORES

A principios de año, se confirmó que los Cargadores regresaban Los Angeles, un mercado que la NFL tenía completamente olvidado hasta hace poco más de un año, ya que esta plaza carecía de una franquicia de futbol americano desde temporada de 1994.

Este cambio provocó la molestia de muchos aficionados, no solo de este equipo, sino de fanáticos del futbol americano en general, aludiendo al arraigo y la identidad que este equipo ya había construido en San Diego.

La liga había disfrutado de un periodo de estabilidad de equipos desde el año 97’, cuando el dueño de  los Petroleros de Houston, Bud Adamas, decidió llevarse a una de las franquicias más emblemáticas de todos los tiempos a Tennessee –lugar en donde ni siquiera hay petróleo-, para que dos años más tarde cambiaran de nombre a los Titanes, el cual perdura hasta la actualidad. 

DE OAKLAND A LOS ANGELES

Tuvieron que pasar 19 años para que se volviera a dar un cambio de sede en la NFL. En esta ocasión son los Raiders, que dejaban su ciudad de origen, Oakland, para moverse a Los Ángeles.

Este equipo,  fundador de la AFL, había conseguido hacerse de un gran arraigo en esta sede, con su título de la Liga Americana, en 1967, y los dos Súper Tazones ganados (XI y XV). 

Tras la campaña de 1981, Al Davis fracasó en su intento de hacer mejoras al Oakland Alameda Coliseum, además de firmar un acuerdo para la mudanza del equipo.