Los mejores son los que aguantan

Los dos primeros sembrados de cada conferencia saben extender su hegemonía a playoffs; desde 2002 solo en dos juegos por el título no ha estado alguno de ellos

Tom Brady, Quarterback New England Patriots
Tom Brady (AP)

Ciudad de México

Terminar en lo más alto de sus conferencias no es un simple adorno, ya que ese dominio durante la temporada termina reflejándose en los playoffs, situación que se repite en las actuales Finales de Conferencia, donde están el 1-2 y 1-5. Denver y Nueva Inglaterra fueron los mejores conjuntos dela Conferencia Americana y van a protagonizar el quinto encuentro por el pase al Super Bowl entre los sembrados 1-2 desde la realineación del 2002, mientras, en la Nacional, Seattle y San Francisco serán los encargados de disputar la tercera final de NFC entre el #1 y el #5.

Desde que se dio el reacomodo de las divisiones se han disputado 24 Finales de Conferencia en total (12 por lado), y solo dos veces no ha estado al menos uno de los 1-2. Esos extraños hechos se presentaron en la Final AFC del 2006 (donde jugaron el tres contra el cuatro) y en la de la NFC del 2008 (que la disputaron el cuatro frente al seis).

El poder y balance que mostraron los Broncos y los Patriotas en la campaña regular los llevó a presumir marcas de 13-3 y 12-4, para ganarse el derecho de descansar la primera semana de playoffs. El fin de semana anterior, Denver venció 24-17 a San Diego y Nueva Inglaterra 43-22 a Indianápolis, quedándose como los únicos sobrevivientes de su conferencia, pero además, confirmaron que el líder de la Americana llega a su séptima final en 12 años, mientras el segundo alcanzó esta instancia por octava ocasión en el mismo lapso.

En contraparte, los Halcones Marinos se llevaron la NFC luego de ser inalcanzables para el resto, ya que su marca de 13-3 los dejó en la cima, mientras que los 49’s fueron afectados por lo que dicta el reglamento, ya que a pesar de acabar con 12-4 (misma marca que Carolina, que fue el sembrado número 2) recibieron la posición número cinco al estar en la misma división que Seattle.

Aun así, Seattle salvó el honor de los líderes y se convirtió en el octavo conjunto #1 de su conferencia en estar a un triunfo del Super Bowl. San Francisco, por su lado, es el tercer quinto sembrado en llegar tan lejos.