Nuevo comienzo en Los Ángeles

Con Goff y Gurley, los Carneros sientan las bases de un futuro halagüeño, que inició con su regreso a California

Jared Goff
Jared Goff (Reuters)

Ciudad de México

L os Carneros iniciarán una nueva etapa, destacando el regreso del equipo a Los Ángeles tras 21 años jugando en San Luis, además que hicieron una de las negociaciones más arriesgadas en su historia al intercambiar cinco rondas entre 2016 y 2017 para poder subir hasta el primer pick y elegir al QB Jared Goff .

El egresado de la Universidad de California tendrá una tarea difícil, pues deberá demostrar que tiene lo necesario para dirigir al equipo mejor que su antecesor Nick Foles, quien permaneció solo un año antes de partir a Kansas City. Sin embargo, para que su adaptación a la NFL sea más rápida, Goff iniciará la temporada detrás de su compañero Case Keenum, quien en 2015 lanzó para 828 yardas, cuatro anotaciones y una intercepción.

El ataque terrestre se presenta como una de las cartas fuertes de Los Ángeles, pues cuentan con Todd Gurley, quien en su primer año finalizó como el cuarto mejor corredor con 229 intentos, 1,106 yardas para 10 TD. Esta participación le valió ser reconocido como el Novato Ofensivo de la Liga y un boleto al Pro Bowl. Otra de las armas que tendrán Keenum y Goff serán los receptores Tavon Austin y Kenny Britt, así como las alas cerradas Cory Harkey y Lance Kendricks, quienes deberán mejorar su producción para sacar del fondo a la peor ofensiva aérea de la NFL.

La línea ofensiva será uno de los departamentos que ayudará más a los Rams, nadie en 2015 permitió menos capturas que ellos (18), además fueron responsables de que el ataque terrestre finalizara como el séptimo mejor de la Liga. La defensiva, si bien cumplidora en cuanto a puntos permitidos con un promedio de 20.6 por juego, promete dar mejores dividendos este año, pues terminó en el sitio 23 en yardas permitidas.

Tienen en Aaron Donald y Robert Quinn a una de las parejas de alas defensivas más peligrosas de la NFL, con el primero liderando al equipo con 11 capturas, mientras su compañero viene recuperado de una lesión que lo mantuvo fuera de acción media temporada. En los linebackers resentirán la salida de James Laurinaitis a Nueva Orleans, por lo que la responsabilidad recaerá en lo que hagan Akeem Ayers, Alec Ogletree y Mark Barron, líder tacleador del equipo con 116 derribos.

El perímetro cuenta con el CB Trumaine Johnson, que interceptó siete balones y llegó a las diagonales en una ocasión, además de la llegada de Coty Sensabaugh desde Tennessee. En cuanto a equipos especiales, el pateador Greg Zuerlein es un contraste, pues si bien ha demostrado tener una pierna poderosa al anotar goles de campo de hasta 61 yardas, falló 10 de sus intentos, seis de ellos de más de 50 yardas. Los Ángeles tiene a una de las plantillas más prometedoras de la Liga, pero el equipo necesita pulir detalles antes de poder pelear la división ante Seattle y Arizona.