Jefes: El tiempo para hacer de las suyas

Kansas City sabe que con el retiro de Peyton Manning, Denver ya no es favorito en la división y eso le abre la oportunidad para tomar la estafeta, sin ser una potencia

Alex Smith, quarterback de los Chiefs
Alex Smith, quarterback de los Chiefs (AP)

Ciudad de México

La llegada de Andy Reid a los controles del equipo ha sido uno de los mejores movimientos del equipo, ya que es un head coach con gran capacidad para crear conjuntos ganadores que sepan ganar en playoff s, y su cuarto año al frente de los Jefes es una gran oportunidad para él, ya que la División Oeste está libre para cualquiera de los cuatro equipos.

Desde que Reid llegó a Kansas City el equipo tiene marca de 31-17, ha califi cado dos veces a postemporada y llegó a la Ronda Divisional la campaña anterior luego de ganar el Juego de Comodín (30-0 a Houston). Viendo la inercia que llevan, este es el año donde deberían ser campeones del pelotón por lo que pueden hacer y porque se acabó la era de dominio de Peyton Manning y los Broncos de Denver.

 Aunque viendo la realidad del equipo, no será una potencia de la AFC, ya que estará rondando los nueve o 10 triunfos.

El conjunto es bueno, pero podría ser estelar de no ser por la defi ciencia que vive en el mariscal de campo. Alex Smith ha sido un quarterback por abajo del promedio y eso es fácil de comprobar cuando se ve que tuvo 11 pases de anotación a receptores la temporada anterior, lo que otros QB logran en dos meses, él lo hizo en todos los juegos. Claro, fue un gran avance luego de que en 2014 no tuvo ningún envío de touchdown a sus wide receivers.

Smith cuenta con un par de blancos que le hacen las cosas menos complicadas. Con Jeremy Maclin (quien llegó la campaña anterior) sabe que tiene a un receptor que le puede dar más de mil yardas y ocho recepciones de anotación, mientras Travis Kelce es una gran válvula de escape como ala cerrada. La mala noticia es que son las únicas armas con las que realmente pueden hacer algo por arriba del promedio.

 Aunque lo anterior no sea nada agradable, Andy Reid es consciente que tiene un ataque terrestre que puede cargar con la ofensiva, la cual debe quitarle presión a Alex Smith. Jamaal Charles, Charcandrick West y Spencer Ware estarán a cargo del backfield. Se sabe que Charles es una estrella, pero viene de una temporada donde perdió la mitad de juegos por una lesión en la rodilla y no se tiene total confirmación de si regresará en su más alto nivel, pero West y Ware aportaron mil 37 yardas y ocho anotaciones. Con esa base posiblemente se mantenga en los 25 puntos que promediaron por juego.

En el lado defensivo, Derrick Johnson y Eric Berry forman un grupo sólido para sostener los embates rivales, y parecen ser lo suficientemente buenos para mantener a la séptima mejor defensiva de la Liga en cuanto a yardas permitidas. El grupo de linebackers marcará el éxito o el fracaso del juego de este lado del balón. La secundaria también tiene muchas cosas por mostrar, en nombres se ve interesante y para rondar los 30 balones recuperados, cifra que estuvieron cerca de alcanzar con las 29 que sumaron.

Una de las cosas que juegan a su favor es el calendario, que es de los menos incómodos, y eso les puede dar muchas victorias, sobre todo en la segunda mitad del año, lo que los catapultaría a la cima del Oeste, aunque es complicado que pase directamente a la Ronda Divisional