Impactos distintos

Pese a lo complicado que es marcar la diferencia, 12 son los jugadores que fueron elegidos en la primera ronda del Draft y que en apenas dos encuentros ya se han adaptado a la NFL

Eli Apple, cornerback de los Gigantes
Eli Apple, cornerback de los Gigantes (AP)

Ciudad de México

Una cosa es llegar y la otra hacer ruido. Son jugadores que apenas terminaron la universidad, pero sus nombres ocupan los titulares de los diarios y son objeto de análisis, entrevistas, pronósticos, incluso sus jerseys ya registran altas ventas, pero se convirtieron en el centro de atención por haber sido elegidos en la primera ronda del Draft sin haber jugado en la NFL.

Ser reclutado en la primera ronda y jugar es algo que casi todos pueden hacer, pero ser elegido y tener impacto inmediato está reservado para pocos. De hecho, de los 31 elegidos (Patriotas no eligió) en el pasado Draft, 12 son los que han dejado claro la razón por la que fueron los primeros en ser seleccionados cuando apenas se han jugado dos semanas de la campaña. El que encabeza el cuadro de honor es el quarterback de Filadelfia, Carson Wentz, quien se ha convertido en una de las historias de impacto inmediato porque ya tiene dos triunfos en dos juegos como titular, con 468 yardas y tres pases de anotación. Pero no es el único que está siendo una diferencia en sus primeras probadas.

Aunque el impacto de los jugadores de primera ronda se mide en las estadísticas, hay cinco debutantes que también han dejado su huella, pero al ser linieros ofensivos no tienen números para presumir más que decir que han sido titulares, el mejor premio para destacar su importancia y lo que todo egresado universitario busca al llegar a la NFL: ser titular.