Texanos: con gran defensiva, pero un ataque débil

Mientras no mejoren su ofensiva, las aspiraciones de Houston se reducen a únicamente calificar a playoffs

Deshaun Watson
Deshaun Watson (Reuters )

Ciudad de México

No cabe duda que Houston presume tener a la mejor defensiva de la Liga, pero su ataque, sobre todo aéreo, es de los peores del circuito.

No podemos decir que los Texanos no han sido consistentes, pues bajo la tutela del coach Bill O’Brien han ligado tres temporadas de 9-7, con un par de títulos divisionales en fila y un triunfo en playoffs. La buena noticia para los Texanos es que el propio O´Brien llamará las jugadas este año.

Lo que resulta inconcebible es que no hayan encontrado a un quarterback titular, pues Tom Savage se convertirá en el quinto pasador distinto que abrirá en las últimas cinco temporadas. Y es que tal la decepción que resultó Brock Osweiler en 2016, a la directiva no le quedó otra que confiar en Savage, un muchacho con un buen brazo, que conoce el sistema de O´Brien, que ha abierto un par de partidos, no ha lanzado un pase de touchdown y se ha lesionado en las tres temporadas que lleva en el equipo.

Si Savage no puede con el paquete, el novato Deshaun Watson, su primera selección de este año, podría entrar al quite, al igual que el veterano Brandon Weeden.

De lo rescatable que tienen al ataque está el receptor DeAndre Hopkins, quien a pesar de retroceder en sus números el año pasado, sigue siendo un hombre explosivo. Hará pareja con el velocista Will Fuller, quien necesita no tirar tantos balones. Como alas cerradas se mantienen C.J. Fiedorowicz y Ryan Griffin, quienes se combinaron para 104 recepciones en 2016.

Otra buena noticia para Savage, es que contará con el talento de Lamar Miller, quien superó las mil yardas en su primer año en el equipo. Eso sí, tendrá la presión del novato D’Onta Foreman, tomado en la tercera ronda.

La línea ofensiva batalló para abrir huecos y proteger a su pasador, de ahí que debe mejorar. Aquí su mejor hombre es el tacle izquierdo Duane Brown.

Aquí la expectativa es saber en qué condiciones regresará J.J. Watt, quien solo jugó 3 partidos en 2016 por su lesión en la espalda.

La gran fortaleza de Houston son sus apoyadores.Aquí destaca Whitney Mercilus, líder en sacks del equipo con 7.5, y es que no solo presiona al pasador, es bueno contra la carrera y en coberturas de pase. Completísimo. También aparece Benardrick McKinney, único jugador en la Liga en registrar al menos 100 tacleadas y cinco capturas. Brian Cushing es un veterano cumplidor, pero las lesiones son su sombra, de ahí que el novato Zach Cunningham, puede ser su relevo. El cuarteto lo completa Jadeveon Clowney, quien viene de tener sus números más altos en tacleadas (52) y capturas (6) de su carrera.

En el perímetro, los Texanos sufrieron las bajas del esquinero A.J Bouye y del safety Quintin Demps. Sus puestos los ocuparán Kevin Johnson, ya recuperado del pie, y Corey Moore. Esta unidad fue segunda de la Liga en 2016.

Houston presume una defensiva de Super Bowl, pero mientras no tenga a un buen quarterback, su aspiración se reduce considerablemente.

¡Asiste a "Raiders vs Patriots" NFL México! *Pagando con cualquier tarjeta