Los héroes 'anónimos' que podría tener el Super Bowl LII

Más allá de Tom Brady, Zach Ertz y Rob Gronkowski, el choque entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y las Águilas de Filadelfia podría resolverse con jugadores de pocos reflectores pero mucho talento

Jugadores que podrían ser estrellas anónimas del Super Bowl
Jugadores que podrían ser estrellas anónimas del Super Bowl (AP)

Ciudad de México

El Super Bowl es el partido perfecto para que surjan las futuras leyendas de la NFL, o que elementos que se creían acabados puedan tener su oportunidad de oro e inmortalizarse como los responsables de que su equipo se alce con la victoria.

Sobran los ejemplos a lo largo de la historia. Una atrapada les bastó a David Tyree (Gigantes de Nueva York), Santonio Holmes y Julian Edelman (Patriotas de Nueva Inglaterra) para quedar inmortalizados, ya que esas recepciones ayudaron a que sus equipos conquistaran las ediciones XLII, XLIII y LI, respectivamente.

Es por eso que este año, más allá de las estrellas conocidas como Tom Brady y Rob Gronkowski por los Pats, y la dupla de Carson Wentz –ausente en el Gran Juego por una lesión en temporada regular- y Zach Ertz por los Eagles, el campeón podría ser definido por un jugador que, aunque no cuente con los reflectores de los anteriores, si tienen el talento necesario para hacer historia y concretar la jugada clave.

PATRIOTAS DE NUEVA INGLATERRA

Danny Amendola

Sin Julian Edelman, el receptor que hizo la atrapada más espectacular del Super Bowl LI contra los Halcones de Atlanta, Amendola ha ganado más protagonismo en el esquema de Bill Belichick.

El número 80 se ha vuelto uno de los blancos más confiables de Tom Brady, luego de que Edelman se perdiera todo el año por una lesión.

Fue uno de los hombres más destacados de la postemporada y en su tercer Super Bowl podría convertirse en el receptor que anote el touchdown del triunfo. Mención aparte para su paso fugaz por las Águilas (equipo de prácticas), lo que podría darle sabor al encuentro.

Brandin Cooks

Proveniente de los Santos de Nueva Orleans, el receptor profundo fue contratado por un año pero tuvo un impacto casi inmediato en el equipo. Su velocidad y concentración a la hora de recorrer sus rutas lo volvieron un buen reemplazo de Edelman y lo convirtieron en uno de los blancos más recurrentes de Tom Brady.

Devin McCourty, Malcolm Butler y Stephon Gilmore

La secundaria de los Patriotas de Nueva Inglaterra podría ser clave para el triunfo. El primero, reclutado en el Draft de 2010, es uno de los hombres más constantes en el perímetro. Butler ya demostró ser efectivo en situaciones cruciales, como la intercepción que le permitió a los Pats coronarse en el Super Bowl XLIX contra los Halcones Marinos de Seattle.

Por su parte, Gilmore se ha comportado a la altura y se ha vuelto en otra de las adquisiciones que tuvieron un impacto inmediato en el equipo. Pese a que su adaptación costó algunos encontronazos con Julian Edelman, el ex Bill de Búfalo demostró ser capaz de tener las credenciales para estar en el equipo. Él fue quien selló el pase al Súper Tazón, tras desviar un pase de Blake Bortles en la Final de Conferencia contra los Jaguares de Jacksonville.

ÁGUILAS DE FILADELFIA

Nick Foles

Hablar de un jugador que pueda volverse en el héroe de pocos reflectores es algo complicado en Filadelfia, que adquirió la etiqueta de Underdogs –no favoritos- desde que perdieron a Carson Wentz por lesión en el partido contra los Carneros de Los Ángeles, rol con el que llegan incluso al partido contra los Pats.

Fue ahí que Nick Foles tuvo su segunda oportunidad, y la ha aprovechado bastante bien, gracias a un buen cuerpo de receptores y el apoyo del ala cerrada Zach Ertz. Después de una primera etapa como el mariscal de campo titular –hasta que una lesión en 2014 terminó con eso- y un paso por los Carneros y los Jefes de Kansas City, Nick regresó a su primer equipo como el suplente de Wentz.

Tras asegurar la mejor marca de la Conferencia Nacional –y con ello el derecho de jugar todos los playoffs en casa- Foles mantuvo vivo el sueño de regresar al Súper Domingo: primero con un triunfo sobre los Halcones de Atlanta y la paliza 38-7 que le propinaron a los Vikingos de Minnesota, donde tuvo su mejor actuación. Si logra mantener el ritmo, el número 9 podría acabar con la defensiva de los Pats y conseguir el anhelado Vince Lombardi.

Jay Ajayi y LeGarrette Blount

Los dos corredores de Filadelfia han cargado con la ofensiva terrestre tras la ausencia por lesión de Darren Sproles, veterano que se perfilaba como el hombre más peligroso en este rubro. A pesar de no tener las cifras de otros jugadores élite en esta posición, el dúo ha sido capaz de hacer daños a las defensivas rivales.

Blount, que fue campeón el año pasado con los Pats, es efectivo en terceras oportunidades y situaciones de corto yardaje, en tanto que Ajayi es capaz de encontrar huecos y lograr escapadas de medio campo o más. Si el head coach Doug Pederson los distribuye bien, los corredores podrán generar las jugadas clave y poner en aprietos a Bill Belichick y compañía.

Cualquiera de los linieros defensivos

Los frontales de los Eagles son de los más peligrosos en la NFL. Hombres como Fletcher Cox, Tim Kerrigan, Vinny Curry y Brandon Graham pueden presionar al mariscal de campo y detener la carrera. Por si fuera poco, Doug Pederson ha sido capaz de generar una defensiva más sólida, al relevarlos por jugadas con sus compañeros Derek Barnett, Beu Allen y Chris Long.

Este grupo de jugadores tiene la fuerza y la capacidad para derribar la línea ofensiva de los Pats y poner en aprietos a Tom Brady. Sólo necesitan encontrar el punto débil.

Jake Elliott

Bien dicen que las ofensivas venden boletos, las defensivas ganan partidos y los pateadores campeonatos. Y es este joven pateador el que podría ser clave para las Águilas, si el triunfo dependiera de su pierna.

La lesión de Caleb Sturgis le abrió las puertas a este egresado de Memphis. La potencia de su patada ha quedado más que comprobada, al conectar un gol de campo de 61 yardas, el más largo en la historia de la franquicia, para darle un valioso triunfo a las Águilas sobre los Gigantes de Nueva York.

Compra tus boletos para el Super Bowl 2018