El efecto Gronkowski

Con la baja de Gronkowski, Brady nuevamente se queda sin sus cinco mejores receptores de 2012; los otros cuatro son: Wes Welker (en Denver), Brandon Lloyd (sin equipo), Aaron Hernandez (en la cárcel) y Danny Woodhead (San Diego).

Rob Gronkowski
Rob Gronkowski (AP)

Ciudad de México

Rob Gronkowski está lesionado e inactivo de nuevo. Los Patriots están a prueba otra vez.

El tight end, que se perdió los seis primeros juegos de la temporada mientras se recuperaba de una serie de cirugías en el antebrazo y la espalda, ahora está fuera por el resto de la campaña tras lesionarse los ligamentos de la rodilla derecha como consecuencia de un golpe del safety de los Browns, T.J. Ward.

"Desafortunadamente, hemos tenido que salir al campo sin él otras veces y hemos tenido que encontrar la manera de ser productivos", dijo Matthew Slater, capitán de los equipos especiales. "Vamos a tener que hacerlo de nuevo".

Los Patriots se las ingeniaron para terminar 5-1 en los seis primeros juegos sin Gronkowski este 2013. Nueva Inglaterra promedió 348.8 yardas por juego (ofensiva total 14 en la NFL), 228.3 por la vía aérea (19); los números de Tom Brady eran discretos: 136 de 239 para 1.480 yardas, con ocho touchdowns, cuatro intercepciones y rating de 79.5.

En los seis siguientes partidos, Gronkowski fue líder entre las alas cerradas de la NFL con 37 recepciones y 560 yardas, mientras Nueva Inglaterra tuvo marca de 4-2.

Con Gronkowski, la ofensiva de los Patriots promedió 377.8 yardas por juego (ofensiva total 9), 255 por la vía aérea (10) y Brady también mejoró dramáticamente, con 3.267 yardas, 19 pases de anotación, ocho intercepciones y rating de 88.0.

Gronkowski atrapó pases de touchdown en cuatro juegos consecutivos y tenía dos recepciones y 32 yardas ante Cleveland antes del golpe (legal) de Ward a la rodilla.

Nueva Inglaterra inmediatamente firmó D.J. Williams, a quien habían dado de baja la semana pasada. Williams y Matthew Mulligan son las únicas alas cerradas sanas en el roster de los Patriots, pues Michael Hoomanawanui se ha perdido tres juegos debido a una lesión en una rodilla.

Pero será muy complicado suplir a quien en 2011 impuso récords de la NFL para un tight end con 1.327 yardas y 18 touchdowns. Además, Gronkowski se convirtió en el primer jugador de su posición con tres campañas en fila con al menos 10 anotaciones (2010-12).

"Hemos sufrido algunas lesiones graves este año, con jugadores realmente importantes", dijo Brady. "Sentimos pena por Rob, pero no creo que nadie sienta pena por los Patriots".

"Nueva Inglaterra tiene un excelente staff ofensivo", dijo Joe Philbin, coach de los Dolphins, rivales de los Patriots el domingo. "Usan su personal muy, muy bien, y ajustan. Debes tener un sistema ofensivo lo suficientemente grande para poder incorporar diferentes jugadores durante el curso de la temporada".

El margen de error de los Patriots (10-3) es mínimo. Nueva Inglaterra aún ocupa el segundo lugar en la preclasificación rumbo a los playoffs en la AFC, pero Cincinnati (9-4) está a sólo un juego y los Bengals vencieron a Nueva Inglaterra en la campaña, así que tienen a favor el criterio de desempate.

Los Patriots ganarán su quinto título de la División Este de la AFC con un triunfo en Miami; incluso con la derrota podrían asegurar su boleto a playoffs si Baltimore pierde en Detroit el lunes.

Con o sin Gronkowski, el objetivo del equipo de Bill Belichick no cambia: regresar a su sexto Super Bowl desde 2001.