Crimen, terror y deporte

Historias de deportistas que han sido relacionados o incluso sentenciados por algún asesinato

O.J. Simpson, Bruno Fernandes y Chris Benoit
O.J. Simpson, Bruno Fernandes y Chris Benoit (Reuters / AFP)

Ciudad de México

A lo largo de la historia muchos atletas han manchado sus carreras con atrocidades que les costaron inclusive su libertad, acabando así con la fidelidad de sus aficionados y todos ellos terminaron pisando la cárcel para cumplir sus condenas por tan atroces actos.

A continuación te dejamos tres de esos casos que han sonado fuertemente en el ámbito deportivo.

O.J. Simpson

El caso más popular en el deporte, no por nada su juicio fue visto por 150 millones de televidentes.

En 1995, el ex jugador de la NFL fue culpado de asesinar a puñaladas a su esposa Nicole Brown y a Ronald Goldman, amigo de su mujer el 12 de junio de 1994.

Si bien en el primer juicio fue declarado 'no culpable', una segunda revisión dos años después por parte de la Corte de Santa Mónica determinó que el ex corredor de los Bills de Búfalo era responsable de la muerte de Brown y Goldman, por lo que fue sentenciado a pagar 33.5 millones de dólares por su crimen.

Simpson no pisaría la cárcel sino hasta 2008, cuando fue condenado a 33 años de prisión por numerosos delitos de secuestro, coacción y robo a mano armada.

Actualmente se encuentra libre tras estar nueve años tras las rejas.

Chris Benoit

Luchador profesional que destacó por su paso en la WWE (World Wrestling Entertainment, por sus siglas en inglés) y cuyo final tiene un toque de misterio.

En 2007 Benoit no apareció en la pelea por el Campeonato Mundial de la ECW por "motivos personales". Pero la realidad es que asesinó a su esposa Nancy y a su hijo de siete años Daniel, quien tenía síndrome X frágil, al estrangularlos en su casa, colocó una biblia a lado de sus cuerpos y eventualmente se suicidó al ahorcarse con un cable de acero de una máquina de pesas.

Aun no se tiene claro si fueron los daños en su cerebro o el uso de esteroides lo que ocasionó un estado de demencia de Benoit para provocar el doble homicidio, pero lo que más revuelo causó fue que la noticia de la muerte de Nancy Benoit fue publicada en el sitio del luchador en Wikipedia 14 horas antes de que los cuerpos fueran encontrados. La computadora donde fue editado el artículo sigue sin aparecer.

Bruno Fernandes

Portero brasileño que vio su mejor época con el Flamengo pero echó todo por la borda con una vida de excesos, mujeres y vida nocturna.

En una fiesta conoció a Eliza Samudio, modelo y actriz porno quien se convirtió en su amante y que quedó embarazada del cancerbero.

Cuando se enteró de esto, Fernandes hizo intentos fallidos para convencer a la mujer de que abortara, por lo que el niño, bautizado como su padre, vio la luz en 2010. En febrero de 2010 nació Bruno, Samudio decidió bautizarlo igual que su padre.

Temeroso de que esto pudiera repercutir mediáticamente en su carrera y le perjudicara en su posible llamado a la selección brasileña rumbo a Sudáfrica 2010, Bruno decidió armar un plan que involucraba sicarios, su primo, sus amigos y un ex policía para deshacerse de su problema.

Los hombres contratados por el ex arquero secuestraron, violaron y asesinaron a la mujer, quien había sido engañada por el guardameta, que le prometió una casa en Belo Horizonte y una pensión mensual siempre y cuando no revelara nada a los medios de comunicación.

El cuerpo de la mujer fue cortado en pedazos y dado de comer a perros rottweiler, en tanto sus huesos fueron enterrados y cubiertos de cemento. El hijo fue cuidado por una de las amantes de Bruno.

Un mes después, las investigaciones policiacas dieron con Fernandes y tras un juicio que lo declaró culpable, fue condenado a 22 años de prisión por ser el autor intelectual del homicidio. Sin embargo, en marzo de 2014 las autoridades le permitieron firmar un contrato de cinco años con el club Montes Claros para poder empezar una reintegración a la sociedad. El portero cumple su contrato cada vez que puede salir momentáneamente de prisión por buen comportamiento.