Los engranes sueltos del campeón Broncos

Tras ganar su tercer trofeo Vince Lombardi, los Broncos de Denver tienen a 25 agentes libres para el siguiente año, entre ellos su baluarte de la campaña, Von Miller

Von Miller
Von Miller (AP )

Ciudad de México

Aún se respira el ambiente festivo en Santa Clara y también en Colorado. ¿Cómo no seguir de esa manera para los aficionados de Denver si consiguieron su tercer anillo de Super Bowl? Sin embargo, la parte directiva de los Broncos festeja con precaución, porque la franquicia tiene 25 agentes libres para la siguiente temporada.

Es un golpe duro para John Elway, quien funge como vicepresidente de operaciones del equipo. La cifra de jugadores libres o que piensan en el retiro representa casi la mitad del roster que encaró el Super Bowl contra las Panteras. El caso es más intrincado, ya que entre los nombres del listado se encuentra el quarterback Peyton Manning (si es que no opta por el retiro) y el Jugador Más Valioso del Super Bowl 50: el linebacker Von Miller.

Hay otros hombres que también terminan contrato que no son tan llamativos, pero sí claves: los corredores Ronnie Hillman y C.J. Anderson, el ala cerrada Vernon Davis, el receptor Andre Caldwell, los linebackers Danny Trevathan y Brandon Marshall, el ala defensiva Malik Jackson, el guardia izquierdo Evan Mathis, el centro Matt Paradis, el pateador Brandon McManus y Brock Osweiler, quien suplió a Peyton la mitad de la campaña regular, son otros elementos a los que se les terminó su vínculo laboral.

11.3 MILLONES de dólares los que cobraría Von Miller en 2016 por ser etiquetado como jugador franquicia.

Esta decena de jugadores formaron parte del cuadro titular. Otra situación que tendrán que contemplar en la temporada baja son los retiros de algunos veteranos. DeMarcus Ware, previo al juego contra Carolina, insinuó su partida; al igual que Manning. Si ambos jugadores regresaran para la campaña entrante, a los Broncos les costaría 26 millones de dólares en 2016 (19 del quarterback y siete del ala defensiva).

Por el contrario, si los elementos decidieran poner un alto a su carrera, ese dinero podría ser utilizado para maniobrar con el tope salarial de la franquicia. Pero la gerencia del también campeón de la Conferencia Americana se ha anticipado a algunas situaciones. Como es el caso específico de Von Miller, a quien se le pondrá la etiqueta de jugador franquicia. Situación que le permite al apoyador formar parte del equipo para la siguiente temporada, con un sueldo de 11.3 millones de dólares. Ian Rapoport, reportero de la Liga, informó que los Broncos etiquetarán a Miller para retenerlo en el conjunto.


"Esta acción obedece para mantener al linebacker en el equipo un año más para tratar de llegar a un acuerdo a largo plazo", explicó la NFL en su portal. Entretanto, en la posición de quarterback el equipo comienza a esclarecer su rumbo. El hecho es que será difícil que tanto Manning y Osweiler vistan el jersey naranja de los Broncos para la siguiente temporada, pues si Peyton regresa, lo haría como titular y en el papel Brock no aceptaría ser suplente otro año; otro factor es el límite salarial. La escuadra de Colorado no podría pagarle a ambos jugadores, más porque Osweiler exigiría un contrato multianual.

LOS QUE SE QUEDAN

A pesar de que hay muchos engranes que ajustar en la maquinaria de los Broncos, hay jugadores esenciales que permanecerán con el campeón para la siguiente campaña, que, cabe mencionar, son jugadores estelares que fueron claves para conseguir el título en Santa Clara. Sea quien sea el quarterback, tendrá a Louis Vázquez y Michael Schofield para protegerlo, por el lado derecho, ya que ambos volverán para el 2016.

Además contará con Demaryius Thomas, Emmanuel Sanders y Owen Daniels como sus principales objetivos por aire. Cualquier quarterback de la Liga desearía tener ese tipo de objetivos en el terreno de juego. Del otro lado del balón, mantendrán a su brillante secundaria. Aqib Talib, T.J. Ward, Darian Stewart y Chris Harris Jr. querrán mantener el nivel del 2015, mientras que los frontales Derek Wolfe y Sylvester Williams también vestirán de naranja, azul y blanco para la campaña 2016.