Miami: Difícil que puedan bajar a Patriotas

Las ausencias de Tannehill y Ajayi podrían afectar a un equipo que llegó a playoffs por primera vez desde 2008


Ryan Tannehill mariscal de campo de los Delfines de Miami
Ryan Tannehill mariscal de campo de los Delfines de Miami (Reuters)

Ciudad de México

A poco menos de un mes del inicio de la temporada, los Delfines de Miami inician con más preguntas que respuestas, sobre todo a la ofensiva. Resentido de una rotura parcial de ligamentos sufrida en diciembre, que lo mantuvo fuera cinco partidos, Ryan Tannehill salió de un entrenamiento de pretemporada tras volver a sentir molestias en la rodilla.

La continuidad del QB para este año, uno de los pilares de los Delfi nes en 2016, está en duda, y hasta el momento no se tiene la certeza de si el head coach Adam Gase recurrirá a Jay Cutler como la principal opción o confiará en el brazo de Matt Moore las primeras semanas, si es que su pasador no se pierde toda la campaña.

Ya sea con Moore, Cutler o un nuevo titular, los Delfines dependerán de su cuerpo de receptores, que si bien no cuenta con muchos reflectores, tiene talento para amenazar a los contrarios. Conformado por Jarvis Landry, líder del equipo con 94 recepciones, además de Kenny Stills y DeVante Parker, el mariscal de campo que inicie el certamen contará con armas competitivas que mantengan al equipo a flote.

A la ausencia de Tannehill se le podría sumar la de otro hombre clave. El corredor JayAjayi también fue víctima en los entrenamientos tras sufrir una conmoción, por lo que se evaluará por cuánto tiempo estará fuera de los emparrillados. Líder terrestre del equipo con 1,272 yardas –cuarto mejor registro de la Liga-, además de ocho anotaciones, Ajayi es uno de los elementos más importantes en la ofensiva, por lo que los Delfines resentirán su ausencia.

Sin embargo, no todas son malas noticias para Miami. La línea ofensiva contará con el regreso de su centro Mike Pouncey, líder de este departamento y quien se perdió 11juegos el año pasado por una lesión en la cadera. Su retorno deberá sumar a una línea de por sí ya cumplidora, al permitir 30 capturas, décima mejor marca del 2016.

Para competir contra Tom Brady y los Patriotas, la defensiva –tercera peor contra la carrera- se reforzó en la agencia libre y el Draft.

Es por eso que renovaron a Kiko Alonso, líder del equipo en tacleadas, así como la llegada de Lawrence Timmons, el ala defensiva William Hayes y el novato Raekwon McMillan, de quienes se espera un impacto inmediato para comenzar a detener la carrera.

En la presión al pasador, los Delfi nes cuentan con Cameron Wake, un cazador de cabezas nato que contabilizó 11.5 capturas la campaña pasada, Ndamukong Suh, tackle nariz que puede perforar desde el centro de la línea, además de la llegada del apoyador Charles Harry, elegido con la selección 22 global en el Draft.

La secundaria, otro de los puntos flacos, será liderada por Reshad Jones, el mejor elemento del departamento, los esquineros Byron Maxwell y Xavien Howard, además de las adiciones de Nate Allen y el novato de tercera ronda Cordrea Tankersley.

Con ausencias clave a la ofensiva y una defensa con varios cambios, las posibilidades de ganarle la división a los Patriotas son escasas y, por ende, luce complicado calificar a playoffs.

¡Asiste a "Raiders vs Patriots" NFL México!