Los Vaqueros sufren pero derrotan a los Bucaneros

Dallas retomó la senda del triunfo y superó 20-26 al conjunto de Tampa Bay con anotaciones de Dak Prescott y Ezekiel Elliott, además de goles de campo de Dan Bailey

Dallas, Texas

Vaqueros de Dallas (12-2) demostró que su derrota de la semana pasada fue un mero accidente, al imponerse 26-20 a Bucaneros de Tampa Bay (8-6), en juego disputado en el AT&T Stadium de esta ciudad texana y correspondiente a la semana 15 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

Dallas se alzó con el triunfo ante su gente con acarreos anotadores de sus novatos sensación, el corredor Ezekiel Elliott y el mariscal de campo Dak Prescott, ambos de dos yardas y los dos en el segundo cuarto, más goles de campo de Dan Bailey de 27, 40, 38 y 33 yardas, aunque este también falló un par de intentos.

El mariscal de campo Jameis Winston puso dos envíos en las diagonales para Tampa Bay en el tercer cuarto, de 42 yardas con Adam Humphries y de 10 con el ala cerrada Cameron Brate, en tanto el pateador Roberto Aguayo convirtió dos intentos exitosos, de 25 y 34 yardas.

El cuadro local necesitaba que Gigantes de Nueva York (10-4), que le impuso su segunda derrota del año la semana pasada, perdiera hoy para asegurar el título de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC), lo cual no ocurrió, por lo cual deberán aplazar el festejo al menos una semana más.

Con dos equipos que apostaron por el control de balón, el primer cuarto se consumió en solo tres series y mientras Bailey falló un intento de gol de campo de 56 yardas que le habría dado la ventaja a los suyos, Aguayo hizo bueno uno de 25 para que los "corsarios" se adelantaran 3-0.

Sin embargo, Vaqueros se destapó en el segundo cuarto, en el que inició a tambor batiente al empatar los cartones con gol de campo de 27 yardas de Bailey y, enseguida, capturar y provocar un balón suelto de Winston, al cual le sacaron todo el jugo posible.

Elliot convirtió en puntos el fumble de Winston al entrar a las diagonales por apenas una rendija en la línea de golpeo, con acarreo de dos yardas, y minutos más tarde, Prescott demostró su versatilidad al anotar con personal, también de dos yardas, que agarró por completo desprevenida a la defensiva visitante, para adelantarse 17-3.

Bucaneros batalló en serio, pero al final logró recortarle tres a la desventaja, con el segundo de Aguayo, esta vez de 34 yardas, en tanto Bailey falló uno más, esta vez de 52 y con 13 segundos para el medio tiempo, con lo que la primera mitad concluyó ventaja de 17-6 para Vaqueros.

Dicha tendencia, no obstante, se revirtió en el tercer cuarto, en el que Bucaneros supo dominar la parte profunda del campo y sus receptores comenzaron a ganarle la batalla a la defensiva secundaria del local, para que Winston lograra dos conexiones en la "zona prometida".

En la primera, el egresado de la Estatal de Florida logró un buen engaño de carrera y luego conectó con Humphries con "bombazo" de 42 yardas justo sobre la línea de gol, en tanto la segunda fue un "balazo" de 10 que Brate bajó sobre la marca del profundo, para darle a los suyos ventaja de 20-17.

El juego era de volteretas y fue el turno de Dallas de imponer condiciones, con buena defensiva y dándole variedad a su ataque, mezclando jugadas en las que Prescott o Elliot conseguían mover las cadenas para meter a su equipo en zona de puntos.

No obstante, todo ese dominio sólo le alcanzó a los texanos para tres goles de campo de Bailey, de 40, 38 y 33 yardas, este último que les dio ventaja de 26-20 con 3:03 minutos por jugarse, pero que todavía no le garantizaba el triunfo sobre Winston y sus "corsarios".

Al final, la defensiva local se creció y le puso punto final al encuentro al interceptar a la primera selección colegial del año pasado, cuando los visitantes marchaban desesperados en pos de empatar o, incluso, ganar el encuentro con segundos en el reloj.

Jameis Winston completó 17 pases en 35 intentos, con 247 yardas de ganancia y dos touchdowns, pero tres interceptados, para Bucaneros, mientras del lado local, Dak Prescott puso 32 de 36 en buenas manos, con 279 yardas de ganancia, sin touchdown ni intercepciones.