Dallas vs. Pittsburgh: Duelo de tradición en México

Los sorprendentes Vaqueros  tendrán un nuevo examen ante los Acereros, que buscan terminar con una racha de tres derrotas

Dak Prescott y Ben Roethlisberger, mariscales de campo de Dallas y Pittsburgh, respectivamente
Dak Prescott y Ben Roethlisberger, mariscales de campo de Dallas y Pittsburgh, respectivamente (AP / Reuters)

Ciudad de México

Han pasado cuatro años desde que Dallas y Pittsburgh se encontraron en un campo, y los Vaqueros se llevaron el triunfo 27-24, aunque muchos de los protagonistas de ese duelo en 2012 se mantienen, las franquicias han transitado distintos caminos.

Los Vaqueros y los Acereros han llegado 16 veces al Super Bowl y ganado ocho trofeos Vince Lombardi entre ambos; las dos franquicias están entre las más ganadoras y las más populares, y lo único que se admite es la victoria. Y ganar es lo que los de la Estrella Solitaria, con récord de 7-1, han hecho este año, después de caer en el inicio de la temporada ante los Gigantes de Nueva York.

Del otro lado, aunque su marca tal vez no sea un buen referente, los Acereros, con 4-4, no están lejos de los pasos de su rival de esta tarde, aunque han perdido tres encuentros en fila.

Así que Pittsburgh y Dallas protagonizan uno de esos partidos que nadie se quiere perder.

Los Vaqueros han sido la mayor sorpresa en la NFL esta temporada con siete victorias en fila, incluida la de la semana pasada ante los Browns de Cleveland, pero a pesar de tener una de las mejores duplas a la ofensiva con los novatos Dak Prescott, quarterback, y Ezekiel Elliott, corredor, los de Texas están abajo en los pronósticos.

Elliott encabeza la NFL en yardas por tierra y está en búsqueda de la marca de Eric Dickerson como novato de 1,808.

Prescott ha tomado el lugar de Tony Romo, quien sufrió una lesión en la espalda hace dos meses, antes del inicio de la temporada, Dak suma 2,020 yardas por aire, 12 anotaciones y un par de intercepciones.

Pero esta semana, Romo regresó a las prácticas y el dueño Jerry Jones y el entrenador Jason Garrett dijeron que su carga de trabajo ha sido la normal mientras el equipo observa el progreso del jugador de 36 años.

Del otro lado no hay dudas sobre el quarterback titular. Cuando está sano, Ben Roethlisberger brilla por todo el campo, e incluso a pesar de no estar al 100 por ciento es la estrella de Pittsburgh.

Regresó a la acción el domingo pasado después de una operación en la rodilla el 17 de octubre y no lució bien al comienzo de la derrota 21-14 ante Baltimore, aunque superó ese mal inicio y completó 23 de 45 pases para 264 yardas, con una anotación y una intercepción.

Sus compañeros tampoco le ayudaron con 13 castigos, por lo que el entrenador Mike Tomlin prometió resolver ese problema antes de la llegada de los Vaqueros.

“No hemos estado bien en eso en las últimas semanas, y lo que más molesta es que hemos sido castigados en asuntos de procedimiento, lo demás son situaciones de partido, pero salidas en falso, retraso de juego, cubrir receptores elegibles, está en nuestro control”.

 Big Ben también reconoció que debe mejorar. “Asumo la responsabilidad, debo ser más preciso”.

El ataque de los Acereros promedia 32.6 puntos por partido en tres duelos en casa en los que Roethlisberger ha sido titular, en ellos suma 12 envíos de anotación y solo dos entregas.