Cuervos: hasta donde las lesiones los dejen

Los problemas para Baltimore inician desde la salud de su quarterback, Joe Flacco, y los playoffs son un sueño


El quarterback Ryan Mallett durante la pretemporada de los Cuervos
El quarterback Ryan Mallett durante la pretemporada de los Cuervos (AP)

Ciudad de México

Los Cuervos de Baltimore volvieron a quedar fuera de playoffs por segunda temporada consecutiva, y tercera en los últimos cuatro años, y las posibilidades para este 2017 son limitadas, con un ataque que deja dudas, muchas lesiones, y una división en la que Pittsburgh parece ir por delante.

Los problemas inician con Joe Flacco, quien tras perderse el final del 2015 por una operación de rodilla, en 2016 tuvo su mejor porcentaje de pases completos en la Liga, pero también entregó 15 intercepciones, su segunda cifra más alta como profesional.

El quarterback llegó a esta pretemporada lesionado y aunque fue anunciado como un problema menor, los Cuervos buscan un mariscal de campo de garantías, por si el titular no puede arrancar la campaña regular.

La idea del coach John Harbaugh es darle más peso al juego terrestre para reducir la carga en el pasador, y mejorar el lugar 28 que ocupó la campaña anterior en ese departamento.

Terrance West vivirá su segundo año completo con el equipo, en 2016 tuvo 774 yardas y cinco anotaciones, y llegó Danny Woodhead de los Cargadores, aunque ayudará más al juego aéreo; dejaron ir al fullback Kyle Juszczyk.

Flacco tampoco tiene tantas armas. Tras el retiro de Steve Smith, Mike Wallace es el receptor principal, al superar las mil yardas el año anterior, y llegó Jeremy Maclin de Kansas City para fortalecer el sector.

En el ala cerrada, Benjamin Watson y Nick Boyle tienden a lesionarse, mientras que Dennis Pitta y Crockett Gillmore se perderán toda la temporada.

En la línea, Marshal Yanda nunca falta al Pro Bowl, aunque se recupera de una lesión en el hombro, y Ronnie Stanley puede ser una estrella; el resto solo cumple.

La defensiva es la mayor fortaleza del equipo, fue la séptima mejor de la Liga, y la quinta en el juego terrestre.

Uno de los secretos son los frontales, con Brandon Williams como una pared, acompañado de Michael Pierce y Brent Urban, en el sector más sólido que tiene Baltimore.

Entre los apoyadores, Zach Orr fue elegido al segundo equipo All-Pro, pero al final de la temporada decidió retirarse, y aunque luego se arrepintió, no seguirá con los Cuervos; su lugar lo tomará Kamalei Correa, quien estará al lado de C.J. Mosley, camino a ser uno de los mejores linebackers de la Liga.

El veterano Terrell Suggs se mantiene como una amenaza para los pasadores rivales, aunque a los 34 no estará todo el tiempo en el campo.

La secundaria era una de las prioridades, llegó Tony Jefferson de Arizona, para ayudar con la carrera, y Brandon Carr, de Dallas, para dar consistencia como el esquinero que complementa a Jimmy Smith, quien también ha sufrido de lesiones; su selección de primera ronda fue Marlon Humphrey.

Pero en un equipo donde las dudas comienzan desde Flacco, el panorama no es alentador.

¡Asiste a "Raiders vs Patriots" NFL México! *Pagando con cualquier tarjeta