Carneros, felices en nuevo hogar

Los Rams han arrancado con marca de 3-1 su temporada de regreso a Los Ángeles, y quieren ser el segundo equipo en la historia en llegar a los playoffs en el año de la mudanza



Aficionados de los Carneros en el duelo ante los Halcones Marinos
Aficionados de los Carneros en el duelo ante los Halcones Marinos (Reuters)

Ciudad de México

Una de las sorpresas de este inicio de temporada son los Carneros de Los Ángeles. El único equipo que cambió de ciudad para esta campaña de la NFL ha tenido un inicio de 3-1, con victorias sobre los dos últimos campeones de su división, los Halcones Marinos de Seattle y los Cardenales de Arizona.

La única derrota la sufrieron en el debut este año, en Lunes por la Noche, en San Francisco ante los 49's; después debutaron en el Coliseo en Los Ángeles, tras pasar 21 años en San Luis, con el triunfo sobre Seattle (9-3) en la Semana 2.

Sin embargo, en las visitas recientes a Tampa Bay y a Arizona demostraron que ese triunfo no fue casualidad, y la mudanza les ha inyectado nuevos bríos para colocarse como uno de los mejores equipos de la Nacional.

Después de despedirse de San Luis con marca de 7-9, la franquicia apunta a un regreso a playoffs.

De conseguirlo, se convertirían en la segunda escuadra en la era del Super Bowl en avanzar a la postemporada en su primer año en la nueva ciudad, después de los Raiders de 1982, cuando llegaron a Los Ángeles.

Tras los malosos, seis equipos que tuvieron que hacer las maletas e irse a un nuevo hogar lo intentaron sin éxito, incluidos los propios Carneros, cuando dejaron California para irse a San Luis en 1995 y cosecharon un 7-9.

El mejor recuerdo de una mudanza es el de los Raiders de 1982, que iniciaron 3-1 tras dejar Oakland para irse a Los Ángeles, cosecharon una marca de 8-1 y ganaron el partido del comodín, aunque fueron eliminados en la ronda divisional.

Posteriormente, los Potros se cambiaron de Baltimore a Indianápolis en 1984 y con marca de 4-12 no calificaron, misma historia de los Cardenales cuatro años después, cuando se mudaron de San Luis a Phoenix y tuvieron 7-9.

En 1995, a pesar de un inicio de 4-0, los Carneros se conformaron con un 7-9 y ver los playoffs por televisión; en ese mismo año, los Raiders regresaron a Oakland y con un 8-8 tampoco pelearon por el título de la NFL.

Las mudanzas más recientes han sido las de los Browns a Baltimore, para transformarse en los Cuervos, pero en 1996 tuvieron una marca de 4-12, y la de los Petroleros de Houston a Tennessee en la siguiente campaña, en la que registraron un récord de 8-8, precisamente con Jeff Fisher como coach.

El entrenador, que estuvo al frente de los Petroleros y luego de los Titanes, para sumar 15 años en la franquicia, tomó a los Carneros en 2012, y ha encabezado los intentos del equipo de volver a unos playoffs.

El último viaje de los Rams a una postemporada fue en 2004, cuando con marca de 8-8 calificaron como segundos del Oeste de la Nacional, ganaron el duelo de comodín ante Seattle, pero cayeron en la ronda divisional frente a los Halcones de Atlanta.

Después comenzaron un largo camino, que incluyó un 1-15 en 2009, la llegada de Fisher, y la mudanza de regreso a Los Ángeles.

Pero se ha reflejado en un inicio prometedor, con el quarterback Case Keenum con 825 yardas y cuatro pases de anotación, quien no le ha dado oportunidad a la primera selección del Draft de este año, Jared Goff, de aparecer, y el corredor Todd Gurley, quien ha confirmado el talento que lo llevó a ser el Novato Ofensivo del Año en 2015.

Todo con el objetivo de llevar los playoffs a Los Ángeles en su primer año, igualar lo hecho por los Raiders en 1982 y romper con un ayuno de 11 años para la franquicia.