Cardenales enfrentan un año de definición

Los Cardenales se quedaron sin playoffs por primera vez desde 2013, y sus estrellas ya son veteranas

David Johnson, corredor de los Arizona Cardinals
David Johnson, corredor de los Arizona Cardinals (AP)

Ciudad de México

Los Cardenales de Arizona vivieron su peor temporada en la era de Bruce Arians. El entrenador que los llevó al Juego de Campeonato de la Nacional en 2015, comienza a ver cómo las estrellas de la ofensiva se hacen grandes y las posibilidades de llegar al Super Bowl con este roster se reducen conforme pasan los años.

La principal duda del equipo para este 2017 es el quarterback Carson Palmer. El mariscal de campo bajó sus números respecto a la campaña anterior, con nueve envíos de anotación menos y tres intercepciones más, a los 37 años es propenso a lesiones y ya se le busca reemplazo, que por ahora es Drew Stanton, tras no reclutar a alguno en el Draft.

Sin embargo, el ataque de Arizona ha dado un giro hacia los acarreos, por la explosión de David Johnson, quien tuvo más de mil yardas y 16 anotaciones, para convertirse en una de las estrellas de la Liga, porque además rinde por aire; Andre Ellington también es confiable.

Entre las armas de Palmer se mantiene el eterno Larry Fitzgerald, quien vivió otra campaña de más de mil yardas y es el receptor slot por excelencia en la Liga, aunque ya tiene 33 años; Jaron y John Brown han tenido lesiones, por lo que Brittan Golden emerge como una opción confiable. El ala cerrada Jermaine Gresham ayuda más por tierra, aunque es una posibilidad en la zona roja.

Cuatro de los cinco linieros regresan, aunque con cambios de posición. D.J. Humphries será el tacle por izquierda y Jared Veldheer estará por el otro lado, mientras que Mike Iupati bajó el nivel que mostró en San Francisco y que esperaban los Cardenales; el sector luce por tierra, pero debe permitir menos capturas (41), sobre todo por la edad de Palmer.

La defensiva se acomoda en un 3-4 con cargas constantes enviadas por el coordinador defensivo, James Bettcher. Aunque perdió a su mejor frontal, Calais Campbell, quien se marchó a Jacksonville, el veterano Frostee Rucker deberá dar un paso al frente para cubrir ese hueco; Corey Peters luce contra la carrera y Josh Mauro como complemento.

La pareja de Chandler Jones y Markus Golden como linebackers externos no solo sumó 23.5 capturas en conjunto en 2016, sino que con 27 y 26 años, respectivamente, todavía le pueden dar buenas temporadas a los Cardenales.

Karlos Dansby regresa al equipo para ser el líder del sector y fungir como mentor para el novato de primera ronda, Haason Reddick que lo acompañará por dentro.

Si Arizona aguarda por el reemplazo de Palmer, a pesar de no tener una opción a futuro, también se mantiene a la espera del complemento ideal para Patrick Peterson como esquinero, Justin Bethel parte como el titular, pero podría entregar su puesto durante la campaña.

Los dos safeties titulares del 2016 (D.J. Swearinger y Tony Jefferson) se fueron; para reemplazarlos llega Antoine Bethea, de San Francisco, y regresa Tyrann Mathieu que se perdió el final de la temporada pasada por lesión en el hombro.

Con una ofensiva que se vuelve veterana y una defensiva que sufrió algunas bajas, los Cardenales parecen más cercanos a una reconstrucción que a regresar a los playoffs.


¡Asiste a "Raiders vs Patriots" NFL México! *Pagando con cualquier tarjeta