Sin cambio de guardia

Tras lo sucedido en el Super Bowl, pasadores legendarios descartaron que suceda un cambio en la posición.

Russell Wilson y Peyton Manning, al final del pasado Super Bowl
Russell Wilson y Peyton Manning, al final del pasado Super Bowl (Reuters)

Nueva York

A los 37 años, el domingo anterior Peyton Manning falló en su intento por coronar con un título la mejor temporada en la historia para un quarterback; en cambio, un mariscal de campo de segundo año, Russell Wilson, se graduó. Fue el primer campeonato de una nueva guardia de pasadores atléticos que incluye a Colin Kaepernick, Cam Newton, Robert  Griffin y Andrew Luck.

¿Será el inicio de un cambio de guardia del mariscal de campo habitual a uno más movible? “No”, respondió John Elway.

“Joe Flacco (Baltimore) es un pasador que se mantiene en la bolsa y ganó el Super Bowl el año pasado, y Colin Kaepernick fue quien salió derrotado. Así que la temporada anterior el que se mantenía en la bolsa ganó, ahora fue al revés, así que para mí, ahí está la respuesta”, afirmó el vicepresidente de operaciones de futbol de los Broncos de Denver y quarterback inducido al Salón de la Fama.

Joe Theismann coincidió: “tenemos quarterbacks atléticos, jóvenes en la Liga, pero si ves a los que se han coronado, Eli Manning, Tom Brady, Peyton Manning, no son movibles. Incluso Aaron Rodgers, quien tiene tremendas condiciones atléticas para correr, solo las utiliza para lanzar fuera de la bolsa”, señaló el pasador titular de los Pieles Rojas de Washington en el campeonato de 1983.

“Para tener una carrera larga como mariscal de campo profesional debes desarrollar habilidades para lanzar fuera de la bolsa, de otra forma, recibes muchos golpes. Ahora, si eres atlético como Russell Wilson, eso es un extra”, agregó.

Wilson mueve el ovoide para tener espacio para lanzar debido a su corta estatura (1.80).

“Para mí, ese juego (el Supertazón) se decidió por dos factores: las entregas de balón y los cinco jugadores de Denver que no pudieron detener a los cuatro frontales de Seattle”, dijo Theismann.

“Tienes que darle el crédito a la defensiva de los Halcones Marinos por apresurar a Peyton con cuatro y mantener a siete cubriendo las rutas de pase”.

Además, comentó que hacer un análisis acerca de que ahora los quarterbacks deben correr o que necesitan distintas características, “no lo veo así. Tienes que ser capaz de lanzar el balón con efectividad desde la bolsa de protección para sacar jugo  de las reglas que hoy  existen”.

Denver anotó 606 puntos en la temporada y Manning impuso varios récords, incluidos 55 touchdowns; sin embargo, la ofensiva más prolífica en la historia de la Liga no pudo superar a la defensiva de Seattle. En cambio, Wilson no brilló, pero cumplió con 18 pases completos de 25 intentos para 206 yardas y dos anotaciones.

“Russell no es un jugador de estadísticas”, dijo el gerente general de John Schneider. “Él habla en el campo y entiende su posición en el juego”.