Indianápolis, ya es un equipo con muy poco talento

Aun cuando presumen a un gran QB, los Potros tienen muchas debilidades en la mayoría de sus líneas

Andrew Luck
Andrew Luck (Reuters )

Ciudad de México

Después de tres temporadas exitosas en las que se quedaron muy cerca de regresar al Super Bowl, la línea descendente ya alcanzó a los Potros, que vuelven a apostar en el talento de Andrew Luck, en un equipo donde existen muchas más debilidades que fortalezas, y en donde la agencia libre le quitó a muchas piezas.

Chris Ballard, el nuevo gerente general llegó con la misión de enderezar el barco, pero en el receso no contrató a jugadores que hagan diferencia. De ahí que se vislumbra una campaña difícil, en un conjunto que tuvo a una de las peores defensas de la Liga. Andrew Luck sigue siendo la carta de presentación de los Potros.

Eso sí, el deseo es que pueda mantenerse sano. Viene de una campaña de más de 4 mil yardas y 31 TD´s. Su blanco preferido es T.Y. Hilton, receptor chaparrito, pero de excelentes manos, quien hará pareja con Donte Moncrief, a quien las lesiones no le han permitido establecerse. El año pasado estuvo fuera siete partidos, de ahí que tendrá la ayuda de Phillip Dorsett y Kamar Aiken, quien llega de los Cuervos.

En las alas cerradas perdieron a Dwayne Allen, pero confían en que Jack Doyle incremente las 59 recepciones que tuvo en 2016. Para llevar el balón se mantiene Frank Gore, quien se convirtió en el primer corredor de 33 o más años en superar las mil yardas desde John Riggins en 1984, algo muy meritorio para un jugador cuyo promedio fue de menos de cuatro yardas por acarreo.

Christine Michael, de similares condiciones físicas a Gore, llegó para alternar en esa posición. El novato Marlon Mack también tendrá sus oportunidades. La línea ofensiva es una calamidad. No abre huecos y es porosa para proteger a su QB. Anthony Costanzo es el responsable de cuidar el lado ciego de Luck, también se espera que Joe Haeg y Le’Raven Clark incrementen su nivel.

A la defensa, el coordinador Ted Monachino tiene un complicado paquete, mejorar el ranking de la defensiva 30 de la NFL, 27 contra el pase y 25 contra la carrera. En los frontales llega Johnathan Hankins, tacle de Gigantes, y esperan el regreso de Henry Anderson, quien se perdió el 2016 por lesión en la rodilla.

En los linebackers habrá caras nuevas:John Simon,Sean Spence y Jabaal Sheard, el problema es que ninguno fue titular en su equipo el año anterior; Edwin Jackson es el único que repite. Las dos primeras selecciones de los Colts fueron para reforzar el perímetro, y ambos serán titulares, Malik Hooker como safety libre y Quincy Wilson como esquinero.

Nate Hairston, otro elemento que debutará en la Liga, jugará en defensiva níquel. Aquí, el hombre de experiencia es Vontae Davis, pero quien batalla mucho con las lesiones.

Y sí, no se ha retirado, para los goles de campo se mantiene el veterano de 44 años, Adam Vinatieri, quien el año pasado atinó 27 de 31 intentos, incluidos 7 de 9 de más de 50 yardas. En un equipo donde existen más dudas que certezas, y en donde solo Luck es garantía, las posibilidades de trascender de los Potros son muy limitadas.

LA FIGURA 

Andrew Luck / Quarterback

Buena parte de las aspiraciones de los Potros se fundamentan en la salud de Andrew Luck, quien en los últimos años ha batallado con las lesiones, producto de los golpes que recibe. Este muchacho, tres veces elegido al Pro Bowl y en 2016 el mejor pagado de la Liga, ya llevó a su equipo al Juego de Campeonato y en tres de sus cinco temporadas en la NFL ha superado las 4 mil yardas por pase.

CHUCK PAGANO - Marca en la NFL: 52-34 / Con el equipo: 52-34

En las cinco temporadas que ha dirigido a los Potros nunca ha tenido una campaña perdedora, y en tres ha llevado al equipo a playoffs.

Es un hombre luchador, que ya libró una batalla contra la leucemia, lo cual le ha valido el respeto y admiración de sus jugadores.

¡Asiste a "Raiders vs Patriots" NFL México! *Pagando con cualquier tarjeta