Trindon Holliday, el pequeño gigante del Super Bowl

El jugador más bajito de la NFL estará en el Súper Tazón entre Broncos de Denver y Halcones Marinos de Seattle

Trindon Holliday (11)
Trindon Holliday (11) (Reuters)

Nueva York

No solo los más fuertes y altos logran formar parte de la NFL, hay otros jugadores que a pesar de no cumplir con los normales estándares físicos que se dan en la liga, están en ella, tienen un impacto en su equipo y están jugando el Super Bowl.

Trindon Holliday es el regresador de patadas de los Broncos de Denver y estará el domingo en el MetLife Stadium, uniformado y esperando tener la oportunidad de regresar una patada de despeje o de kickoff, a pesar de que su 1.65 metros de estatura fue un obstáculo que muchos le ponían para nunca llegar a la NFL.

"Definitivamente el punto del éxito está más en la parte mental que la física", explicó Holliday. "Aunque debes de tener un desempeño físico extraordinario, tu poder mental debe de ser más fuerte, más sólido, porque si no, no logras sobrevivir, no logras avanzar, no logras llamar la atención, y por supuesto, no puedes superar los obstáculos que te ponen, como quererte descartar por estar chaparrito".

Tras haber mostrado su velocidad cuando jugaba con LSU en la Universidad, y de marcar 4.29 segundos en las 40 yardas en su participación en el NFL Combine, los Texanos de Houston lo seleccionaron en la sexta ronda del Draft de 2011. Ese mismo año pasó más tiempo en la escuadra de prácticas de los Texanos, aunque tuvo la oportunidad de jugar en un encuentro, regresando una patada de despeje y teniendo tres atrapadas libres.

En el 2012 compartió tiempo con Houston y Denver, en una campaña donde regresó 48 despejes y 21 kickoffs, con dos touchdowns y mil 33 yardas totales. Una de sus dos anotaciones fue de 105 yardas, la jugada más larga en la historia de los Broncos.

"Esto es un trabajo, entran y salen muchos por todos lados, así que tienes que estar preparado en todo momento y siempre debes de estar jugando en tu mejor nivel, no tienes oportunidad de tener malos momentos, ni distracciones porque eso te puede costar", continuó el jugador número 11 de los Broncos.

Holliday no solo es el jugador más pequeño en el roster de los equipos en este Super Bowl, sino que también se lleva el título entre todos los jugadores de la liga, una lista donde lo siguen Darren Sproles (1.68) de Nueva Orleans, Jacquizz Rodgers (1.68) de Atlanta, Maurice Jones-Drew (1.70) de Jacksonville y Brandon Banks (1.70) de Washington.

"Claro que puedes sobrevivir en la NFL, pero debes de ser capaz de destacar de entre muchos otros jugadores que están luchando por ganarse un sitio. Te debe de quedar claro que la ventana para conseguir la oportunidad de llamar la atención, llegar y quedarte es demasiado pequeña, así que no puedes dudar ni flaquear a la hora cero", ahondó.

El pequeño jugador espera tener oportunidad de tomar el ovoide y regresarlo el domingo, para ayudarle a la ofensiva de su equipo a tener una mejor posición en el campo, tratando de mantener sus promedios de 8.5 yardas por patada de despeje y 27.7 en kickoffs.

"El viento puedo influir de alguna manera en las patadas, pero no será algo fuera de lo extraordinario, aunque los equipos especiales de los Halcones Marinos son de los mejores, y debo de encontrar la forma de ganar la mayor cantidad de yardas", sentenció, quien sueña con poder conseguir un regreso de anotación el domingo, alguno como los dos que logró esta temporada.

LOS MÁS CHAPARROS EN LA NFL

1- Trindon Holliday (Denver) 1.65

2- Darren Sproles (NO) 1.68

3- Jacquizz Rodgers (Atlanta) 1.68

4- Maurice Jones-Drew (Jacksonville) 1.70

5- Brandon Banks (Washington) 1.70

CON DENVER

1- Trindon Holliday (WR-KR) 1.65

2- CJ Anderson (RB) 1.73

3- Tony Carter (CB) 1.76

4- Wes Welker (WR) 1.76

5- Montee Ball (RB) 1.78

CON SEATTLE

1- Doug Baldwin (WR) 1.78

2- Chris Maragos (FS) 1.78

3- Christine Michael (RB) 1.78

4- Golden Tate (WR) 1.78

5- Earl Thomas (FS) 1.78