Texas A&M gana electrizante Chik-fil-A Bowl (52-48)

Manziel aún no decide si se declarará disponible para el Draft de la NFL

Johnny Manziel
Johnny Manziel (AP)

GEORGIA, Estados Unidos

Johnny Manziel realizó cuatro envíos de anotación y Toney Hard Jr interceptó un pase antes de devolver el balón 55 yardas para el touchdown que significó el triunfo de Texas A&M por 52-48 sobre Duke en el Chik-fil-A Bowl, el martes por la noche.

Manziel, quien jugó lo que pudo haber sido su último partido colegial, completó 30 de 38 pases para 382 yardas. Corrió además para 73 yardas y un touchdown.

La intercepción de Hurd y su devolución hasta la zona prometida dio a los Aggies, vigésimos clasificados y con foja de 9-4, su primera ventaja en el encuentro, cuando restaban 3:33 minutos de éste.

Duke, 22do con 10-4, tuvo la ventaja por 38-17 en el intermedio y por 41-31 al comienzo del último cuarto. Los Blue Devils no pudieron evitar la remontada y siguen buscando su primera victoria en un tazón colegial desde que derrotaron por 7-6 a Arkansas en el Cotton Bowl de 1961.

Hurd se paró frente al receptor Johnell Barnes para interceptar su envío. Fue la primera vez que cualquiera de los dos rivales regaló el ovoide en el encuentro.

Nate Askew, linebacker de Texas A&M, puso fin a la siguiente serie ofensiva de Duke con otro pase interceptado.