Tercer Super Bowl a la vista

Los Halcones Marinos estuvieron cerca de repetir como campeones, pero en 2015 buscarán sacarse la espina

Halcones Marinos
Halcones Marinos (AP)

Ciudad de México

Los Halcones Marinos se quedaron a una yarda de convertirse en el primer bicampeón de la NFL en una década. Tras humillar a Denver hace dos años, estaban a punto de anotar para tomar la ventaja en el final del último cuarto, ante Nueva Inglaterra, pero Russell Wilson fue interceptado por Malcolm Butler y los Patriotas celebraron un nuevo título.

Seattle dejó atrás ese recuerdo, se fortaleció a la ofensiva y ahora sueña con ser el primer equipo en llegar a tres Super Bowls seguidos desde Búfalo (1990 a 1993). El coach Pete Carroll sabe que el problema del tope salarial está cerca de alcanzarlo, por lo que debe aprovechar el momento.

Durante la pretemporada complacieron a su quarterback Russell Wilson, con un contrato de 87.6 millones de dólares por cuatro años y con uno de los mejores alas cerradas de la Liga, Jimmy Graham. Aunque en las estadísticas no es espectacular, el mariscal de campo es capaz de comprar tiempo y hacer las jugadas grandes.

Los receptores titulares son Jermaine Kearse y Doug Baldwin, que ni siquiera fueron seleccionados en algún Draft, pero cumplen cuando el equipo los necesita; Graham ayudará a Wilson como la primera opción en la zona roja (51 TD en cinco temporadas). Sin embargo, la identidad del equipo es correr. El polémico Marshawn Lynch encabezó el año pasado el mejor ataque terrestre de la Liga y recibirá la ayuda de Fred Jackson, cortado por Búfalo.

El problema llega en la línea ofensiva, donde el equipo perdió a dos titulares, el centro Max Unger se fue a Nueva Orleans en el cambio por Graham, y su lugar lo tomará Drew Nowak, quien apenas disputó dos partidos con Jacksonville en 2013, mientras que James Carpenter se marchó a los Jets.

Pero si Seattle sueña con coronarse en casa de su acérrimo rival, San Francisco, será por la defensiva, la número uno de la Liga el año anterior. La fortaleza de Pete Carroll no sufrió bajas importantes, más allá de su coordinador, y promete volver a lucir.

Los frontales encabezaron la mejor defensiva por tierra, sobre todo con Michael Bennett y Cliff Avril a los costados, aunque deben mejorar en capturas, ya que tuvieron 36 en 2014, número 20 en la Liga. Los linebackers son de lo mejor de la NFL. Bobby Wagner fue All-Pro, K.J. Wright es efectivo, y el mayor talento es Bruce Irvin, quien lo mismo frena el ataque terrestre que realiza coberturas.

La secundaria tiene su propio nombre: Legión del Boom, e incluye a la mejor dupla de safeties de la Liga, Kam Chancellor y Earl Thomas, aunque el primero busca mejorar su contrato y no hizo la pretemporada con el equipo. En los esquineros, Richard Sherman, tres veces All-Pro, necesitaba un compañero tras la marcha de Byron Maxwell, y llegó Cary Williams de Filadelfia, quien debe dar el salto para estar al nivel de sus compañeros.

Carroll, Lynch y Wilson tienen una nueva oportunidad para llegar lejos y construir una dinastía