'Moneyball', el futuro del deporte

Las estadísticas se utilizan ya en todo el ámbito deportivo mundial, y no solo lo hacen directivos y entrenadores, también las aprovechan los aficionados


La NFL, una de las Ligas que utiliza la tecnología
La NFL, una de las Ligas que utiliza la tecnología (Agencias)

PALO ALTO, Estados Unidos

El fenómeno Moneyball ha llegado a cualquier lugar. La necesidad de tener todos los datos y estadísticas para un partido, ya no solo de beisbol sino de cualquier deporte, ha ido de las o­ cinas, a las bancas, y de ahí a las tribunas, donde los a­ficionados no se conforman con esperar el resultado, sino que lo quieren analizar.

Al menos ese es el futuro del deporte, explicó Chris Burton, director de patrocinios de la empresa de tecnología SAP. “Los aficionados ya no mueven las cabezas de izquierda a derecha en un partido de tenis, sino que buscan información que les ayude a disfrutar el deporte en un nivel mayor. Cuando vemos un partido ya lo hacemos con todas las estadísticas, así que creo la meta es darle al fanático lo que quiere en su tableta o en su teléfono”.

El fenómeno de analizar estadísticas para conseguir un modelo exitoso ha saltado del diamante a casi cualquier cancha, incluidas las de tenis, donde cada vez los datos son más importantes para dar una idea de cómo será un encuentro, aunque también tiene sus límites.

“Usa todos los principios del Moneyball. Tenemos toda la tecnología, pero es cómo la usas, al igual que las estadísticas, para crear. Hay un elemento de Moneyball porque hay ingeniería de predicciones para saber si a alguien le va mal en la super­ficie dura en el tenis, por ejemplo, pero qué pasa si tiene un buen día, o si tiene un problema de actitud, la computadora no lo puede detectar”.

Por ello, a pesar de que en cualquier disciplina deportiva haya estadísticas para medir la mayoría de los escenarios, los protagonistas continúan siendo los atletas que diario o cada semana o cada cuatro años se encargan de romper con esos parámetros.

 “El factor humano nunca se quita. Si programas una computadora para que te diga que te pongas los calcetines sobre los zapatos, lo hará siempre; la tecnología no puede salvar el mundo, lo puede hacer más e­ficiente, pero en los deportes el factor humano siempre es lo más importante”.

La ­ firma se encarga de involucrar la tecnología con los deportes, sin importar su impacto:

“Estamos en 12 disciplinas importantes, desde ecuestre, que lo encuentro fascinante porque puedes usar censores en los caballos o una cámara go-pro en el casco, hasta Fórmula Uno, donde tienes 200 censores en el automóvil y terabytes de datos cada fin de semana que van a las fábricas para que tomen decisiones”.

 Por la naturaleza del deporte, el que más fácil ha adaptado los datos a su toma de decisiones es el automovilismo, donde se mide todo para aportarle a los directivos y pilotos, las herramientas para la carrera de cada domingo.

“Lo que encuentro más emocionante es la Fórmula Uno, donde usas la estrategia y los datos en simulaciones, y donde la diferencia entre el primero y el último es de dos segundos, y tener el mejor paquete es lo más importante, y eso a la larga in‑ uye en un carro normal que cualquiera maneja a diario”, señaló Burton.

No obstante, hay aspectos en los cuales todavía se puede mejorar y uno de ellos es el tema de las conmociones que ha estado presente en las últimas campañas en la NFL.

“La parte en la que más se debe trabajar es en la seguridad y la salud. En el futbol americano una de las claves son las conmociones y cómo sacas la cabeza del juego, la tecnología puede hacerlo y será emocionante ponerlo como una nueva frontera”.

Por eso el futuro para el deporte ofrecer muchas posibilidades, y el directivo de SAP se arriesga con un escenario específico, para el tenis, donde fue presentado un software para que los entrenadores tengan a la mano, en tiempo real, las estadísticas de un partido.

“Creo que en la WTA habrá más reuniones del coach con las jugadores respecto a lo que se permite ahora, y con el uso de tecnología buscaremos más datos; por ejemplo no hay ojo de halcón en todos los torneos pero las cámaras están bajando de precio, así que habrá más oportunidades”.