¿Por qué podrían ganar los Halcones Marinos?

Seattle es un equipo joven, que aunque no tiene a ningún elemento con experiencia en Super Bowl, posee a una de las mejores defensivas de los últimos tiempos

Halcones Marinos
Halcones Marinos

East Rutherford, Nueva Jersey

Los Halcones Marinos son jóvenes hambrientos decididos a forjar su propia historia. Ya una vez unos Pats sedientos de triunfo desbancaron a los Carneros de San Luis y Seattle se pregunta por qué no pueden ser ellos la siguiente gran historia. En medio Manning y el legado, enfrente la ofensiva más anotadora de todos los tiempos.

Todo indica que ganen o pierdan, Seattle no hará más que fortalecerse y que su llegada al Super Bowl solo puede ser el anuncio de más por venir. Lo dice su progreso los últimos años, tras cuatro campañas seguidas con marca por debajo del .500 de porcentaje, sorprendieron en 2012 cuando finalizaron 11-5, llegaron a playoffs y se quedaron a un gol de campo de ir al Juego de Campeonato de la Nacional. Es la filosofía de su coach Pete Carroll, que en lugar de ser el tradicional entrenador, parece un Maestro Zen, motivador que incluye el yoga para sus jugadores.

Todo indica que Seattle llegó para quedarse y el próximo domingo tendrán oportunidad de hacer su marca al ganar el primer Super Bowl del equipo.

He aquí una de las razones por las que podrían imponerse. La mejor defensiva, punto

La unidad preventiva de Seattle está en la elite, permitieron 4,378 yardas en toda la campaña, 273.6 yardas por juego, 172.0 por pase y 101.6 por carrera, que es donde radica su punto débil, pero con Denver al parecer no deben preocuparse demasiado por esa cifra, son octavos en yardas terrestres con 120 por juego. En cuatro otras ocasiones se ha enfrentado la mejor defensiva contra la mejor ofensiva y en tres ha ganado la primera. Por algo dicen que la defensa gana títulos.

Tienen con qué arrasar al cuerpo de receptores de los Broncos.

Richard Sherman bateó el ovoide que les ganó el pase al Super Bowl en el Juego de Campeonato de la Nacional y si quieren subsistir el domingo contra su imponente adversario tendrán que limitar a un cuerpo de receptores de Peyton Manning, con Demaryius Thomas, Eric Decker acreditados por 230 recepciones y 2,718 yardas aéreas, además del elusivo Wes Welker. Pero si alguien puede dominarlos esos son Seattle.

Tienen la segunda mejor secundaria de la liga

Encabezados por Richard Sherman y Earl Thomas, que fueron selecciones al primer equipo All-Pro y complementados por los backs defensivos Brandon Browner y Kam Chancellor, una unidad que promete arruinar muchos de los planes que tienen el coach John Fox y Manning para nutrir su ofensiva la tarde mañana.

Russell y Lynch

Aunque es cierto que durante los playoffs el equipo de Seattle ha sobrevivido gracias a las aportaciones de su corredor de poder Marshawn Lynch, que lidera la tercera ofensiva por tierra de la NFL, también lo es que Russell Wilson puede sacudirse en una sola jornada esa mala racha que trae.

Russell no ha hecho más que mejorar, los últimos ocho juegos de la campaña logró un rating de mariscal de 120.3 y su conjunto cerró con marca de 7-1. Si bien Russell fue capturado en su primera serie del juego contra San Francisco, su pase de 35 yardas a Jermaine Kearse para darle ventaja de 20-17 a su conjunto fue clave. Lección, no hay que apostar contra este dinámico mariscal.

Menos pérdidas de balón. Y saben provocarlas como maestros

Los Halcones Marinos tuvieron 17 pérdidas en todo el año e interceptaron 28 ovoides, forzaron cuatro fumbles en playoffs y 20 en toda la campaña. Ese es un dato crucial en un partido en que cada posesión cuenta y que suelen perder los equipos que pierden más el balón.

BONUS:

Lo predijo un mono psíquico de Utah

Eli, un simio que vive en el zoológico de Salt Lake City en Utah hizo el pronóstico de que ganarían los Halcones Marinos al correr hacia un casco de papel maché con el logo del equipo. Eli seleccionó a los de Seattle y una de las empleadas del lugar explicó que Eli no se ha equivocado en su vaticinio desde 2007. Mejor suerte la próxima década Broncos...