¿Por qué podrían ganar los Broncos de Denver?

La ofensiva más anotadora de todos los tiempos parecería no tener excusa para hundir a cualquiera, a pesar de enfrentarse a una de las mejores defensivas en los últimos tiempos

Broncos y Seahawks se ponen a tono para el SB XLVIII
Broncos y Seahawks se ponen a tono para el SB XLVIII (AP)

East Rutherford, Nueva Jersey

Aunque Peyton dice que seguirá jugando como profesional, verlo de regreso en Super Bowl el próximo año se antoja una tarea muy difícil, por lo que este puede ser su despedida por la puerta grande o tras una más de las duras lecciones que le han limitado en los momentos más cruciales.

Los Broncos de Denver asumen mañana el reto de hundir a los Halcones Marinos de Seattle para conseguir su tercer Trofeo Vince Lombardi de la historia, después del fracaso en doble tiempo extra hace un año ante los Cuervos de Baltimore, la apuesta fue elevada este ciclo y esta vez no pretenden quedar mal con tanto en juego.

Pero la más grande razón por la que mañana podrían salirse con la suya es debido su poderosa ofensiva. Es el más grande duelo entre un ataque tan épico y una defensiva de elite, dominante, en toda la historia de la NFL. La diferencia entre los puntos anotados por Denver en la campaña y los permitidos por Seattle es de 375. Gane quien gane, al final del Super Domingo se alzará una de las mejores unidades de todos los tiempos.

Y hay razones de porqué los Broncos pueden ganar. La línea ofensiva mantendrá a Peyton Manning indemne

Manning se deshace del balón rápidamente pues sabe perfectamente cuánto tiempo le puede ganar su línea. A comienzos de la temporada 2013 llamaba la atención el gran número de golpes que había recibido el veterano mariscal con el cuello reparado por cirugías y se hacía notar lo difícil que sería conservarlo sano ante tal

presión. En los últimos meses las defensivas casi no le han llegado incluso cuando los Broncos han llamado jugadas de largo yardaje.

Defensiva contra la carrera

Los Broncos colocan a Paris Lenon y Nate Irving en los primeros downs de una serie del rival, mientras que Wesley Woodyard y Danny Trevathan juegan los últimas oportunidades. La unidad que sustituyó al lesionado Kevin Vickerson por

Sylvester Williams ha hecho un gran trabajo para limitar las chances del oponente y su líder Terrance Knighton se ha convertido en el mejor exponente de la unidad.

Champ Bailey

Simplemente no apuestas contra un campeón. A pesar de que Bailey, uno de los mejores esquineros de todos los tiempos no ha estado en circunstancias de juego casi todo el año, y está lejos de estar en su mejor momento, viene de su mejor juego de la campaña contra los Patriotas de Nueva Inglaterra. Y su equipo lo necesita como agua de mayo tras la lesión de Chris Harris.

Sorpresa, el juego es fuera de Seattle

Los Halcones Marinos no son los mismos fuera del CenturyLink Field. Y ni siquiera jugaron impecable en el cierre de la campaña. Fueron aplacados por Arizona y tuvieron que venir desde atrás en el Juego por el Campeonato de la NFC. Y aunque lo que sostiene al joven equipo ce Seattle es la defensiva, han concedido muchas yardas terrestres fuera de su santuario.

Manning ha cambiado el guión de su carrera estos playoffs

El avezado líder de los Broncos viene de acabar de una vez por todas el mito de que en momentos claves no puede con Tom Brady y los Pats. En el Juego por la Americana simplemente dinamitó a su viejo adversario. Ahora enfrenta la crítica de que como el viejo Brett Favre, el frío detiene a Peyton. Este domingo tendrá oportunidad de seguir desterrando esas dudas.

BONUS:

¡Lo predijo un manatí profeta!

Muy probablemente no tenga idea de los extraordinarios números de la ofensiva comandada por Peyton Manning, pero un manatí de Florida los dio como campeones. Buffett, un manatí residente del acuario de Mote Marine Laboratory en Sarasota, dio a los pupilos de John Fox y Buffett no se ha equivocado en los últimos seis años. Tiemblen Halcones Marinos.